La Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) hace un llamado a los trabajadores para realizar aportaciones voluntarias adicionales a fin de acceder a altos rendimientos superiores a los de cualquier otra alternativa de ahorro e inversión de largo plazo.
La razón principal por la que los adultos en México no hacen aportaciones voluntarias es porque consideran que no les queda dinero para ahorrar (45.1%), la segunda razón (15%) es porque desconoce las ventajas.
Explica que el ahorro voluntario es un monto adicional que se destina a la cuenta individual y que, dependiendo de objetivos y prioridades, puede servir para realizar un ahorro a mediano o largo plazo, o bien para mejorar las perspectivas económicas al momento del retiro.
De acuerdo con la Consar, las principales ventajas de realizar aportaciones voluntarias adicionales es acceder a beneficios fiscales al ser deducibles de impuestos en la declaración anual, siempre y cuando se mantenga dicho ahorro en la cuenta Afore hasta que se cumplan 65 años de edad.
Otra ventaja es la flexibilidad, ya que se hace de acuerdo con las posibilidades económicas, es decir desde un mínimo de 50 pesos. Hay facilidad de realizar las aportaciones desde casa mediante distintos canales tecnológicos que se encuentran completamente al alcance.
Estas aportaciones voluntarias adicionales son seguras porque las Afores son supervisadas por la Consar diariamente y se puede ver cómo crece la Afore revisando el Estado de Cuenta.
De igual modo, en caso de requerirlo se puede disponer de los recursos depositados como ahorro voluntario en cualquier momento. También se tiene la posibilidad de mejorar la pensión al aumentar el saldo de la cuenta individual para incrementar el importe de la pensión, mejorando así el nivel de vida al momento del retiro.
La mayoría de las personas jóvenes aún ven muy lejano su retiro, sin embargo, la verdad es que este tema es de suma importancia. Entre más temprano empiecen a ahorrar pueden lograr retiros con cantidades mucho mayores, incluso más altos que el salario que reciban en su mejor momento.
Las aportaciones o el ahorro voluntario son los depósitos extra que se realizan en la cuenta de ahorro para el retiro, este dinero se deposita en las llamadas administradoras de fondos para el retiro o Afores y son independientes a las aportaciones obligatorias que realizan el trabajador, el Gobierno y el patrón.