Redacción

El coordinador general de Movilidad, Ricardo Serrano Rangel, anunció ajustes a las tarifas del transporte público en el estado, que entrarán en vigor este jueves 15 de septiembre y significarán que el pasaje en urbano pase de 9.50 a 11 pesos, el banderazo de taxi se eleve de 13.50 a 15.00 pesos y las combis incrementen sus tarifas de 9 a 9.90 pesos.

Lo anterior como resultado del análisis efectuado en sendas sesiones al seno del Consejo Ciudadano y del Consejo Consultivo, los días jueves y viernes de la semana pasada, respectivamente, donde se pusieron sobre la mesa no sólo la sentida necesidad del sector ante los efectos inflacionarios, sino también diversos factores que permitieron ponderar las solicitudes de “ajuste, no de incremento”, antes de concluir la administración.

Destacó que expertos en el tema participaron, se presentaron encuestas de percepción respecto a las mejoras registradas por quienes conducen los diversos servicios, particularmente los tiempos de espera en las rutas de urbanos y la disposición de taxistas para elevar la calidad y competitividad del servicio.

En ese contexto, el acuerdo que entrará en vigor pasado mañana resultó en un aumento del 10% a las tarifas de urbanos, del 12% al banderazo de automóviles de alquiler y para el servicio suburbano de Jesús María un aumento de 50 centavos, es decir, pasará de 9.50 a 10 pesos, en tanto en la ciudad el pasaje irá de 9.50 a 11 pesos si se paga en efectivo o bien a 10.50 si se paga con tarjeta.

De acuerdo con el inciso III del Artículo 144 de la Ley de Movilidad del Estado, “la determinación de la CMOV por medio de la cual se fije la cuantía de las tarifas, se publicará a más tardar el último día de marzo de cada año en el Periódico Oficial del Estado”.

El Artículo 146 dicta por su parte que “el gobernador del Estado podrá modificar en cualquier momento las tarifas del transporte público cuando exista una causa de interés general, una emergencia natural o cualquier otra que ponga a la sociedad en grave peligro o conflicto”.