Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Más de 300 elementos del Ejército fueron desplegados en San Luis Potosí, Chiapas, Puebla y Coahuila para implementar el Plan DN-III debido a los incendios forestales que se combaten en cada entidad.
En el territorio potosino el incendio se reportó en El Zapote, municipio de Río Verde, y en los tres días que ha permanecido activo resultaron afectadas mil 360 hectáreas de pino, roble, encino y arbustos. De acuerdo al último reporte, gracias a los brigadistas se había sofocado en un 92 por ciento.
Mientras, en Chiapas en el cerro Nambiyugua, del municipio Villa Flores, el incendio ha sido sofocado en un 75 por ciento, y ha devastado cerca de mil 610 hectáreas.
Ambos incendios, informó la Sedena, se originaron debido a las altas temperaturas y se han mantenido activos varios días debido a los fuertes vientos de las zonas.
En Puebla, un incendio se registra en las inmediaciones de Tetela del Volcán; en tanto, en San Juan de los Dolores, del estado de Coahuila, también se reportó otra conflagración forestal.
En un comunicado de prensa, se detalló que la Sedena echó mano de cuatro helicópteros de la Fuerza Aérea para combatir los incendios con helibaldes, principalmente en San Luis Potosí y Chiapas.
Asimismo, se informó que la Secretaría de Marina, Comisión Nacional Forestal, Protección civil, Policía Municipal, Policía Federal y voluntarios, continuarían realizando labores de sofocación y trabajo colaborativo en regiones dañadas por el fuego.
Hasta el 11 de abril, la Conafor informó que en lo que va del año se han registrado 2 mil 538 incendios forestales en 29 entidades federativas, y que había resultado afectada una superficie de 54 mil 253 hectáreas.
Además, precisó, las entidades federativas con mayor número de incendios fueron: el Estado y la Ciudad de México, Michoacán, Puebla, Tlaxcala, Chiapas, Oaxaca, Morelos, Jalisco y Veracruz.