Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO: La Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) sancionó a una empresa y a tres personas físicas con 3.4 millones de pesos por manipular el precio de venta al público del diesel marino en estaciones de servicio en Dzilam de Bravo, Yucatán.

El órgano regulador afirmó que la manipulación de precios, a cargo de la empresa Combustibles Puerto de Abrigo Dzilam de Bravo y los individuos involucrados, afectó directamente a los consumidores de diesel marino por un periodo de casi cuatro años.

El diesel marino es un tipo de combustible que se usa en barcos y otras embarcaciones, y se vende en estaciones de servicio que están cerca de la costa o de la desembocadura de ríos.

Este combustible es muy importante para mover mercancías y productos tanto dentro como fuera del País, y también es relevante para el turismo en las zonas costeras.

«La Cofece, como parte de la nueva fase de la política de competencia económica, mantiene su compromiso de analizar e investigar con especial énfasis aquellos sectores cuyos bienes y servicios inciden en mayor medida en el bienestar de los consumidores, como es el sector de transporte y logística», señaló la Comisión.

Una vez resuelto el asunto y notificadas las partes, la empresa y personas físicas sancionadas tienen el derecho de acudir al Poder Judicial de la Federación para que sea revisada la legalidad de la actuación de la Comisión.