Los empresarios del autotransporte de carga en el país celebran que la cancillería mexicana haya logrado desactivar la aplicación de aranceles a productos mexicanos, con lo cual se evitó un “desastre para la economía del sector y del país”.
Así lo señaló el presidente local del sector, Roberto Díaz Ruiz, al referir que si bien el paso se logró a través de una negociación política, lo cierto es que “a Estados Unidos le convenimos como socio, es innegable”.
Ser la principal economía mundial por supuesto que los ubica en condición de “usar la suela y procurarse todo para allá”, sin embargo, debemos gozar algún privilegio en el status de “economía menos favorecida” que se maneja en el Tratado de Libre Comercio.
“Es decir, como socios estratégicos hay conciencia plena de que no nos podemos poner a negociar de tú a tú, eso sería desventajoso, de tal manera que el acuerdo logrado se celebra y los detalles que se den a conocer en próximos días, se analizarán a profundidad”.
En ese sentido, recordó que para el sector del autotransporte de carga la relación con EUA implica 28 mil cruces diarios a través de diversos puntos de la franja fronteriza, llevando y trayendo mercancía.
Pero esto se hace a través de escenarios muy distintos, pues mientras en México el sector cuenta con 870 mil camiones con vida promedio de 19 años, en Estados Unidos el parque vehicular supera los 16 millones de unidades con vida promedio de 5 años.
De cualquier forma, un golpe a esa actividad a través de los aranceles que se habían anunciado, hubiera resultado en un efecto dominó de grandes proporciones donde el que tiene mucho hubiera perdido mucho y el que tiene menos, hubiera perdido menos, pero ambos habrían salido “bien apaleados”.
De tal forma que la negociación alcanzada y que frenó la aplicación de aranceles significa un descanso entre los retos del sector en el marco de la economía nacional, en la cual el autotransporte de carga maneja casi tres millones de empleos directos.
“De momento se supera esta prueba que se veía sumamente impactante, y habremos que permanecer en alerta ante la definición de nuevas políticas en los próximos días, que resulten de este eventual acuerdo”.