Rolando Herrera
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Tras diálogo entre el PAN y el Secretario de Gobernación, el Presidente Andrés Manuel López Obrador celebró que el blanquiazul haya dejado su actitud extremista de rechazo.

«Yo creo que es bueno el diálogo, que repongan la actitud extremista de rechazar todo, llegaron a un situación muy negativa», expuso en conferencia mañanera.

«Qué bien que plantearon el diálogo y que conozcan por qué la actuación del Gobierno, que tengan más elementos y que actúen pensando en el interés general, lo que representan, no en el interés partidista».

El Mandatario destacó que es importante que Acción Nacional conozca las reformas que impulsa su Gobierno para que haya debate y análisis en pro del interés nacional.

Reprochó que en gobiernos anteriores se hacían «acuerdos» y «maniobras» para avalar reformas.

«Entonces es algo muy bueno el que se dialogue. Hay iniciativas que nosotros estamos promoviendo y queremos que se conozcan porque es necesaria la reforma constitucional en materia eléctrica, en qué consiste, que se debata más, que se conozca más, que no haya cerrazón y si ellos consideran que es contraria al interés nacional entonces con elementos puedes decir ‘nos oponemos'», sostuvo.

«Hay otra iniciativas que también deben analizarse, debatirse, no como era antes del ‘toma y daca’, ‘te doy esto y tú ¿que me vas a dar a cambio?’, así era, firmaban hasta acuerdos».

López Obrador agregó que ojalá el PRI «haga lo mismo» y dialogue.

Después de tres años sin acercamientos, la Secretaría de Gobernación y el Partido Acción Nacional (PAN) abrieron ayer una primera etapa de diálogo que derivará, a partir del próximo 10 de enero, en la instalación de siete mesas de trabajo con igual número de temas.

Ante el responsable de la política interior, Adán Augusto López, los panistas reafirmaron su vocación de diálogo, sin atemorizarse «por las críticas de los incrédulos, de los radicales que nos han llamado ingenuos o cómplices».

¡Participa con tu opinión!