Antonio Baranda y Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- De regreso al Zócalo, el presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció el papel de los militares en su gestión, apuró a sus simpatizantes a promover la revocación de mandato y, de paso, delineó la ruta que deben seguir los aspirantes a sucederlo.
La estructura de Morena, gobernadores, legisladores, organizaciones sindicales y sociales afines al Gobierno federal se movilizaron para llenar la Plaza de la Constitución.
Ahí, el Mandatario cuestionó las acusaciones de que su administración militariza al País.
«No se ha ordenado que hagan la guerra a nadie, no se les ha pedido que vigilen y opriman a la sociedad, que violen las leyes, que coarten las libertades y, mucho menos, que se involucren en acciones represivas», defendió el Mandatario.
También llamó a impulsar el ejercicio de Revocación de Mandato en abril de 2022.
«El pueblo tiene que mantener todo el poder en sus manos, si un gobernante no está a la altura de las circunstancias y no manda obedeciendo al pueblo: Revocación del Mandato y para afuera», arengó.
Y además envió a los presidenciales: «Nada se logra con las medias tintas. Ser de izquierda es anclarnos en nuestros ideales y principios, no desdibujarnos, no zigzaguear», sentenció.

¡Participa con tu opinión!