Las medidas emergentes para contrarrestar los efectos de la pandemia ocasionada por el COVID-19, aplicados bajo el Indicador Estatal COVID (IEC) ha mermado de manera directa al gremio abarrotero, quienes al igual que otros sectores, están sujetos a los horarios marcados. Gilberto López, líder de la Asociación Abarroteros Unidos, reconoció que el panorama para el gremio que encabeza luce complicado en este inicio de año.
Explicó que la mayoría de las tiendas de abarrotes solían cerrar a las 23:00 horas de manera regular, sin embargo, en las últimas semanas se han visto en la obligación de cerrar una hora antes, de acuerdo a lo estipulado en las restricciones del IEC. Lo anterior, ha provocado mermas en sus ventas ordinarias, pues existen familias que ya no tienen tiempo de realizar compras de último momento. De la misma manera, reconoció que el promedio de ingresos en las tienditas de la esquina, han caído de manera grave, pues por la pandemia no han podido repuntar. Finalmente, Gilberto López, exhortó a los consumidores a visitar las tiendas de abarrotes por encima de tiendas de autoservicio y de conveniencia, donde dijo, resultan más costosos los artículos de primera necesidad.