Un niño estuvo a punto de morir ahogado después de tragarse una moneda, la cual se le quedó atorada en la garganta. La oportuna intervención de un oficial de la Policía Preventiva de Aguascalientes del Destacamento “Terán Norte” y los paramédicos del Grupo Aeromédico Táctico de la Policía Estatal permitió salvarle la vida.
Los hechos ocurrieron aproximadamente a las 17:45 horas del pasado jueves, en el coto Ambrosía, en el fraccionamiento Villa de las Norias. Un reporte al número de emergencias 911 indicaba que en dicho sector habitacional se requería la presencia de una ambulancia, ya que un niño de 9 años se estaba ahogando.
Debido a que en la zona se encontraban paramédicos del Grupo Aeromédico Táctico de la Dirección de Servicios Aéreos de la Policía Estatal, acudieron rápidamente al lugar. Al llegar, observaron que un oficial de la SSPM de Aguascalientes estaba realizando la maniobra de Heimlich, una compresión abdominal para desobstruir las vías respiratorias bloqueadas por algún objeto.
Al valorar al paciente, detectaron que tenía obstruidas las vías respiratorias, por lo que le brindaron la atención prehospitalaria necesaria hasta que el niño expulsó el objeto que tenía atorado en la garganta. Para descartar cualquier otro daño, los paramédicos del Grupo de Operaciones Aéreas de la SSPM trasladaron al paciente al HGZ No. 2 del IMSS para una valoración.
Según la versión de los padres del niño, mientras jugaba en el interior de su domicilio, el menor se introdujo una moneda de dos pesos en la boca y se la tragó, quedando atorada en la garganta.