Agentes del Grupo Homicidios de la PDI investigan la agresión que sufrió un individuo durante la madrugada del lunes, ya que cuando iba caminando por calles del fraccionamiento Santa Anita.
La víctima fue atacada a balazos, aunque sólo resultó con un “rozón” de bala en un brazo, por lo que no ameritó ser trasladado a recibir atención médica a un nosocomio.
Fue el lunes a las 07:03 de la mañana, cuando se reportó al número de emergencias 911, que en una panadería que se ubica en la avenida Poliducto y cruce con Blvd. Guadalupano, en el fraccionamiento Las Cumbres se encontraba una persona del sexo masculino herida con arma de fuego.
De inmediato se trasladaron al sitio señalado los policías preventivos del Destacamento “Terán Norte”, agentes del Grupo Homicidios de la PDI y la ambulancia UE-12 de la Coordinación Municipal de Protección Civil.
Al hacer su arribo encontraron a un individuo identificado como Fermín, de 32 años, que sangraba de su brazo derecho, por lo que los paramédicos municipales procedieron a brindarle los primeros auxilios.
Se estableció que se trataba de un “rozón” de bala, por lo que no ameritó su traslado algún hospital. Asimismo, la herida de bala era aparentemente producida con una pistola calibre 22.
Al ser cuestionado sobre lo sucedido, el lesionado, quien dijo vivir en el fraccionamiento VNSA, comentó que muy temprano salió a buscar trabajo, siendo que al caminar por calles del fraccionamiento Santa Anita, en determinado momento se le emparejó una camioneta Dodge Nitro, color amarillo, desde la cual un sujeto desconocido le disparó en varias ocasiones con una pistola corta.
Al percatarse de la agresión comenzó a correr para ponerse a salvo, hasta que llegó a la avenida Aguascalientes Oriente, donde se dio cuenta que sangraba de su brazo derecho. Indicó que al ir caminando sobre el Blvd. Guadalupano y cruce con avenida Poliducto, observó una panadería abierta, por lo que decidió llegar a ese sitio para pedir ayuda.

¡Participa con tu opinión!