Ya fueron plenamente identificados los cadáveres de las dos personas que murieron atropelladas el pasado martes por la noche en la carretera federal No. 70 Oriente, a la altura del fraccionamiento Asturias.
Se trató de una mujer y su hijo, ambos originarios de la Ciudad de México y por quienes sus familiares habían activado una alerta de búsqueda.
Fueron identificados como Anayeli, de 32 años y el niño M. A., de 7 años, quienes actualmente estaban viviendo en el poblado de Norias de Paso Hondo.
Ambos murieron de manera trágica, al ser atropellados el pasado martes a las 21:00 horas, en la carretera federal No. 70 Oriente, a la altura del fraccionamiento Asturias. El accidente se originó cuando intentaron cruzar la carretera sin ninguna precaución, a pocos metros de distancia donde se ubica un puente peatonal.
Fueron impactados brutalmente por una camioneta Cadillac Escalade pick up, color tinto y con placas de circulación 814-ZLP del estado de Arkansas, Estados Unidos, cuyo conductor la dejó abandonada a unos 150 metros de distancia del lugar del doble atropello y escapó en un automóvil Ford, color negro que pasaba por el lugar.
Al lugar del accidente acudieron policías preventivos de Aguascalientes, policías viales, la ambulancia UE-13 de la Coordinación Municipal de Protección Civil y elementos de la Guardia Nacional.
Asimismo, para realizar las investigaciones correspondientes y proceder con el levantamiento de los dos cadáveres, acudieron agentes del Grupo Homicidios de la PDI, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales.
Al iniciar las investigaciones, se estableció que agentes de la Fiscalía Especializada en Materia de Desaparición y Localización de Personas (FEMDLP) de la Fiscalía General del Estado, contaban con una ficha de búsqueda y una Alerta Amber a nombre de Anayeli y su hijo de 7 años, que fue activada por la Fiscalía General de la Ciudad de México apenas el pasado 19 de septiembre.
En la misma, se anunciaba que estaban desaparecidos desde el día 20 de julio del 2021, en la colonia Renovación de la alcaldía de Iztapalapa, en la Ciudad de México.
Sin embargo, el pasado martes por la mañana, la propia Anayeli acudió a la Fiscalía General del Estado para solicitar que fuera desactivado el boletín de búsqueda y la Alerta Amber de su hijo, al señalar que ella había abandonado su domicilio por propia voluntad y tras irse a vivir a la ciudad de San Luis Potosí, recientemente había cambiado su residencia al poblado de Norias de Paso Hondo, donde estaba viviendo con su actual pareja.