Frida Andrade
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La mera discusión de la reforma energética ya provocó un freno en las inversiones y deterioró el Estado de Derecho en México, aseguraron expertos estadounidenses.
«Ya se están produciendo cancelaciones en todas las industrias debido a lo que está sucediendo en el sector energético, porque son los mismos inversionistas, son los mismos bancos, son los mismos jubilados que están invirtiendo en todos los sectores», expuso Neil Brown, ex staff senior del Comité de Relaciones Exteriores del Senado de EU.
Esta semana, el presidente del Consejo Mexicano de Negocios, Antonio del Valle, consideró que la inversión se encuentra en niveles muy bajos, pero es lo único que garantiza prosperar en el mediano y largo plazos.
Al tercer trimestre del año las inversiones en energía eléctrica sumaron 587 millones de dólares, 40.4 por ciento menos que en el mismo periodo del año pasado.
David Goldwin, ex enviado especial para energía internacional durante la presidencia de Barack Obama, afirmó que por lo pronto no hay inversiones de EU.
«No creo que haya ninguna nueva inversión estadounidense en México mientras esto (reforma) esté en curso, creo que los chinos son el único país que continúa invirtiendo.
«En segundo lugar, las empresas que operan dentro del País han dado a conocer sus puntos de vista a la Secretaria Rocío Nahle y también, creo, a varios miembros del Gabinete del Presidente», detalló Goldwyn, quien también fuera subsecretario de Energía para Relaciones Internacionales en la Presidencia de Bill Clinton.
En general, no es del interés de los inversionistas terminar en una disputa comercial contra México porque lleva mucho tiempo, destacó Goldwyn, actual presidente del grupo asesor de energía del Atlantic Council.
«La realidad es que ningún inversionista a largo plazo en México quiere llevar al Gobierno a los tribunales o quiere instigar una disputa comercial porque demoran mucho en resolverse y los negocios sufren mientras tanto.
«Entonces, en términos más generales, probablemente tomarán una decisión sobre si quieren quedarse o si es hora de irse», resaltó Goldwyn.
Asimismo, se ha visto deteriorado el Estado de Derecho de México, comentó Brown, actual miembro senior del Centro de Energía Global del Atlantic Council.
«Lo que hemos visto es que el deterioro de la confianza en el Estado de Derecho en el sector energético no puede quedarse dentro del sector energético, permea toda la economía y sólo se va a reconstruir hasta que se encuentre una solución», dijo Brown.
Tanto el Gobierno de Estados Unidos, como los inversionistas, miembros del Congreso estadounidense y la comunidad de expertos se han alarmado por la conducta del sector energético durante la presidencia de Andrés Manuel López Obrador, consideró Goldwyn.

¡Participa con tu opinión!