Dolorosa experiencia es la que está viviendo un vecino de la comunidad de Norias de Ojocaliente, quien al estar maniobrando sin precaución un arma de fuego, repentinamente se le disparó y se dio un tiro en la entrepierna, por lo que tuvo que ser trasladado a un nosocomio a recibir atención médica.
Los hechos se registraron a las 06:30 horas de ayer, en un domicilio ubicado en la calle Agata, en la mencionada comunidad.
En los servicios de emergencia se recibió un reporte donde se informaba que una persona del sexo masculino se encontraba lesionada por proyectil de arma de fuego, motivo por el cual se requería la presencia de los paramédicos.
Al lugar de los hechos se trasladaron elementos de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal de Aguascalientes y técnicos en urgencias médicas, quienes atendieron al lesionado de nombre Héctor Armando, de 30 años de edad, quien tuvo que ser trasladado a un nosocomio a recibir atención médica.
De acuerdo a la versión de la madre de esta persona, su hijo tomó un arma de fuego hechiza calibre .22 y comenzó a maniobrar, cuando repentinamente y de manera accidental accionó el gatillo, lo que provocó que el mismo se lesionara a la altura de la entrepierna.