Staff
Agencia Reforma

BARCELONA, España.- Marco García y Pablo Bennevendo, jugadores de Pumas, coincidieron en señalar que, pase lo que pase en el domingo, van a salir a disfrutar la experiencia de medirse al Barcelona, uno de los mejores equipos del mundo.
«El grupo está muy emocionado, muy contento de estar acá, enfocado en el partido del domingo. También hay un poco de nervios por arrancar. Es un partido para disfrutarse. Tenemos que ir a luchar y representar lo que somos. Debemos de ser intensos, con eso podremos hacerles daño», dijo García.
Bennevendo comentó que está listo para enfrentar en su zona dentro del campo a jugadores de la talla de Raphinha, Ousmane Dembélé o Ansu Fati.
«Estoy preparado y feliz de poder enfrentar a personas como las que has mencionado. Todos son jugadores de muy alta calidad. Enfrentarse con un equipo así es una ilusión bastante grande», agregó.
García mencionó que Dani Alves es un líder dentro y fuera de la cancha, y les ha dado todo tipo de consejos.
«Dani representa el papel de un líder, alguien que está para darnos consejos, siempre trata de orientarnos en la cancha. También nos comparte las experiencias que ha vivido, lo que nos hace madurar y pensar las cosas dentro y fuera de la cancha», mencionó.
Ayer, los Pumas se dieron oportunidad de visitar la Sagrada Familia, la emblemática Basílica de Barcelona diseñada por el arquitecto Antonio Gaudí.