Ante la ola de ejecuciones que se ha vivido durante la semana que terminó, al menos cinco consumadas y un intento -en el que están involucradas dos mujeres, una de ellas fallecidas-, se debe urgir a la autoridad federal actuación de inmediato en la coordinación con las autoridades estatales y municipales, que hasta ahora ha omitido su participación siquiera en la investigación, menos en el combate al narcotráfico y narcomenudeo.
Así lo consideró el especialista en criminalística y director de la Consultoría en Ciencias Penales y Seguridad Pública (Cocipe), Sadí Kuri Martínez, quien resaltó que “uno de los factores que ha hecho que prevalezca la violencia, es que la autoridad federal no ha hecho nada. Tenemos un problema de falta de coordinación con la autoridad federal”.
CUESTIONAMIENTO. Según Kuri Martínez, lo que se debe hacer notar es que las autoridades estatales y municipales están haciendo lo que les corresponde, es decir, hay intención de combatir y coordinarse, pero la situación es con quién se relacionan de parte de la Federación, si la Fiscalía General de la República en las entidades está sólo de membrete, muestra de ello es que no se ha visto a su titular dar la cara, ni siquiera en los asuntos importantes para el Gobierno Federal, como en el caso reciente del general Cienfuegos.
La Federación tiene una ausencia total en su actuación y operativos, en tanto que la Guardia Federal que pudiera ser la instancia más notoria o de la que más se ha hablado en este sexenio, pasará a la historia, dijo, “como el más grande fiasco y por ser una pantalla del Gobierno Federal para justificar lo que ha dejado de hacer”.
EFECTO CUCARACHA. Kuri Martínez aseveró que el tema del narcotráfico es el principal factor de las ejecuciones y eventos delincuenciales en el país, pues si bien se habla del “famoso narcomenudeo”, en el nivel macro, las instituciones federales deberían abocarse a la investigación en las entidades, pues es sabido que sus huestes saltan de un estado a otro y no se ha sabido que les den seguimiento.
Subrayó que es claro que “desde 2018 se ha visto una ausencia total en el combate al narcotráfico, no hay investigación sobre sus redes, vínculos, financiamiento (…) no hay retenes federales, ni mecanismos de operación”.