El presidente municipal de Aguascalientes, José Juan Sánchez Barba, expresó su preocupación por los recientes apagones y variaciones en el suministro eléctrico que han afectado gravemente la infraestructura del municipio, particularmente en la operación de los pozos de agua y el alumbrado público.
Explicó que la subestación de Cumbres, en el fraccionamiento Municipio Libre, que abastece principalmente los pozos del oriente de la ciudad, ha experimentado fallos en un equipo crítico debido a la inconstancia del voltaje suministrado. Esta situación ha provocado la interrupción del servicio en varios pozos, afectando gravemente el suministro de agua en esa zona. «Este pasado miércoles tuvimos 50 pozos interrumpidos», indicó.
Señaló que esta problemática es particularmente grave ya que no depende ni del Municipio ni del Gobierno Estatal, sino completamente de la CFE. Ante esta situación, dijo que el Ayuntamiento ha implementado estrategias de emergencia para asegurar el abastecimiento de agua en las zonas afectadas, coordinándose con el gobierno del estado y diversas secretarías. «Estamos muy atentos a todas estas zonas para implementar una estrategia de llevar de manera emergente y urgente las pipas de agua que sean necesarias.»
Comentó que el encendido de los pozos no es un proceso rápido, ya que requiere una revisión exhaustiva para asegurarse de que no se hayan dañado los equipos debido a las variaciones de energía.
Mencionó que la CFE ha atribuido las variaciones de voltaje a la alta demanda de energía provocada por las olas de calor en todo el país. En cuanto a la falla específica en la subestación de Cumbres, dijo que la CFE ha identificado y está trabajando para remediar el problema, por lo que se espera que el servicio esté completamente restablecido para este fin de semana.