Tras una falla en el suministro de energía eléctrica al sur de la ciudad por más de nueve horas consecutivas, el Hospital General de Zona No. 1 del IMSS suspendió cirugías y reubicó a seis pacientes a las clínicas 2 y 3, luego de que su planta de luz vio superada su capacidad por el prolongado apagón.

La falta de energía se suscitó a primera hora del lunes y alcanzó los fraccionamientos Lindavista y Bulevares, donde vecinos, negocios y centros de trabajo vieron prácticamente interrumpidas sus labores a falta de luz, sin que la Comisión Federal de Electricidad diera alguna explicación o demostrara una actuación pronta y eficiente para el restablecimiento del servicio.

Respecto del IMSS, la institución dio a conocer anoche que alrededor de las seis de la tarde se restableció el servicio de luz eléctrica en las áreas hospitalarias, luego de presentarse una falla general en toda la zona habitacional desde las 8:30 horas de este lunes 27 de junio.

Puntualizó que si bien la planta de emergencia del HGZ No. 1 se activó de manera inmediata, el prolongado periodo que no contaron con el fluido eléctrico superó su capacidad, pasadas las cinco de la tarde.

Ante este hecho, el IMSS anunció que procederá con el arrendamiento de una planta de emergencia para mantener el respaldo del servicio en el hospital.

Mientras tanto, lo acontecido ayer obligó a la institución a actuar de manera preventiva y trasladar con oportunidad a seis pacientes hacia las clínicas 2 y 3, para que ahí continuaran con su atención de manera ininterrumpida.

Asimismo, tuvo que suspender las cirugías y reprogramarlas para su realización a la brevedad posible.

Anoche, el IMSS reiteró su compromiso y determinación para garantizar la prestación de servicios de salud a la población derechohabiente.