Ailyn Ríos
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Del 25 de marzo de 2020 al 7 de febrero, los cines registraron pérdidas por 18 mil 407 millones de pesos, monto que supera los 18 mil 186 millones que tuvieron de ingresos por taquilla en 2019.
Un fin de semana, previo a la pandemia, representaba ventas de 4.5 millones de boletos, pero durante el 5 al 7 de febrero se vendieron 164 mil boletos en todo el mercado, es decir, apenas 3.6 por ciento en ‘condiciones normales’, según la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica (Canacine).
En septiembre pasado los exhibidores calculaban que 65 por ciento del impacto lo había absorbido Cinépolis, 30 por ciento Cinemex y el resto los exhibidores independientes.
“La afectación de la industria cinematográfica y audiovisual es terrible, es una de las más afectadas en México. Estamos muy preocupados, porque entendemos que en marzo del año pasado por precaución ciertos giros e industrias cerraron”, dijo Fernando de Fuentes, presidente de la Cámara.
Hay evidencia científica, realizada por diversos centros de investigación, que indican que los cines son lugares seguros, agregó De Fuentes.
Esta semana se desataron rumores que indican un cierre indefinido de todas las salas que tiene Cinemex en el País a partir del viernes 12 de febrero.
Las funciones con boletos a la venta disponibles que esta cadena tiene en su sitio web y aplicación para móviles abarcaban en su mayoría funciones para el 10 de febrero, sólo Baja California, Chihuahua, Sinaloa y Veracruz tienen boletos disponibles hasta el 11 de febrero.
El martes pasado, Baja California y Sinaloa no tenían funciones contempladas para este jueves, de acuerdo con una búsqueda realizada por Grupo REFORMA.
En el caso de Cinépolis, en la mayoría de las ciudades donde tiene presencia y cuentan con permiso para operar los cines por parte de las autoridades cuenta con funciones programadas hasta el 17 de febrero, aunque hay algunas ciudades donde se prevén proyecciones hasta el 3 de marzo, de acuerdo a un ejercicio realizado por este diario.
Sin embargo, en algunas otras ciudades la cadena de la familia Ramírez tenía funciones programadas hasta el miércoles 10 de febrero.
Grupo REFORMA consultó a ambas empresas para obtener más información sobre los rumores de cierres, pero hasta el cierre de la edición no hubo respuesta.
Los miembros de Canacine siguen en espera de que la autoridades den luz verde a la reapertura de los cines en la Capital del País, pues de esa entidad depende que se distribuya contenido que atraiga a los clientes y los exhibidores tengan un respiro.