Por el desabasto de gasolina en Aguascalientes, el Centro Comercial Agropecuario registra una disminución de hasta el 70% de sus ventas, derivado de que el 80% de sus clientes proceden de otros estados del país, quienes han decidido no viajar a este mercado para surtirse de una amplia gama de alimentos y productos.
Gerardo Palomino Macías, presidente de la Administradora del CCA, señaló que a raíz de esta situación, los condóminos han comenzado a disminuir los precios de algunos perecederos como el jitomate saladet y los chiles verdes, cuya variación hacia la baja supera el 50% del valor que tenía hace una o dos semanas.
En entrevista con El Heraldo, el dirigente de este mercado aclaró que no hay ningún problema para que los alimentos perecederos y otros artículos lleguen para ser comercializados en Aguascalientes, ya que son transportados con unidades que utilizan diesel, el reto es que la gente que acude a comprar esos productos sí usa gasolina para trasladarse.
“Es un hecho que la ciudadanía ha comenzado a ahorrar la gasolina de sus vehículos y hasta el momento los condóminos del Agropecuario se encuentran con la incertidumbre sobre lo que sucederá con el abasto de la gasolina, y esto causa una recesión en el mercado de abastos; se espera que se regularice el suministro en menos de diez días para recuperar el movimiento normal de la sociedad”.
Si se compara la situación de las ventas con el pasado mes de diciembre, en este momento se moviliza sólo el 40% de lo registrado hace pocas semanas, donde los precios han bajado y si antes una caja de 15 kilos de jitomate saladet costaba 300 pesos, ahora está a cien pesos.
En el caso de los chiles verdes que se comercializaban a 70 o 80 pesos el kilogramo, ayer se vendieron a 35 o 40 pesos. Esta situación se amplía a más alimentos ya que los condóminos están necesitados de mover los productos perecederos.
Finalmente, aclaró que esta situación es similar en todas las centrales de abastos del país, incluso aquellos estados que no enfrentaban esta contingencia, lamentablemente han comenzado a sentir los estragos.