Una mujer no pudo afrontar los problemas que se le fueron acumulando y decidió ponerle fin a los mismos, saliendo por la puerta falsa del suicidio.
El día de ayer a las 06:25 horas, se reportó a los servicios de emergencia que en un domicilio ubicado en la colonia Las Cumbres se había registrado el suicidio de una persona del sexo femenino.
La ahora occisa fue identificada como Jovita y contaba con 33 años de edad. Fue su esposo quien al levantarse para iniciar sus labores, la encontró colgada del cuello en el baño. Aunque de inmediato la descolgó, a la llegada de los servicios de emergencia ya era demasiado tarde.
Al lugar de los hechos arribaron elementos de la Policía Municipal y paramédicos de la Coordinación Municipal de Protección Civil, así como el agente del Ministerio Público y personal de la Dirección de Investigación Pericial.
Se estableció que la señora Jovita se encontraba muy triste, a raíz del fallecimiento de su padre ocurrido hace apenas un mes. Aunado a lo anterior, padecía de depresión, estaba enferma del corazón y ya había pasado por situaciones muy dolorosas, como fue el suicidio de uno de sus sobrinos y el asesinato de un primo.
Esta mujer quien era madre de cuatro menores de 14, 11, 7 y 4 años de edad, dio un aviso de sus negras intenciones cuando el domingo pasado al platicar con su hija la mayor, le hizo el comentario que si llegaba a morir quería que su servicio funerario se llevara a cabo en su domicilio.