El gobernador Martín Orozco Sandoval anunció medidas emergentes ante la pandemia, que estarán vigentes a partir del primer minuto de este martes y hasta la media noche del 30 de noviembre en todo el estado.
Acompañado de los alcaldes, así como del Secretario General de Gobierno, Juan Manuel Flores Femat y del titular del ISSEA, Miguel Ángel Piza Jiménez, el mandatario estatal señaló que dentro de las nuevas medidas, destaca la prohibición de la venta de bebidas alcohólicas, en tanto que los giros de primera necesidad podrán funcionar respetando las medidas de sanidad y con número reducido de clientes; los negocios de alimentos podrán operar con servicio a domicilio y por línea, sin consumo en el lugar.
Las acciones para mitigar los efectos de la pandemia contemplan además el uso obligatorio del cubrebocas en espacios públicos y en el sistema de transporte en todas sus modalidades.
Personal de la Guardia Sanitaria con apoyo de las corporaciones de seguridad pública seguirán trabajando para desactivar fiestas, en tanto que las ceremonias religiosas deberán ser cambiadas de horario o reprogramadas para meses posteriores.
Orozco Sandoval precisó que las medidas están destinadas para evitar que los hospitales públicos colapsen, confiando que las condiciones mejoren gradualmente para el fin de año y con ello que la economía no se vea afectada en una época tan importante.
“Vamos a reforzar las medidas de prevención, es una tarea de todos. Hay desde amonestaciones, suspensiones de negocios por desacato y hasta arrestos por 36 horas, cuidarnos es responsabilidad de todos”, concluyó. (Rubén Torres Cruz/Heraldo Digital)