La compañía de biotecnología Moderna anunció este lunes que su vacuna candidata contra el COVID-19 logró una eficacia del 94.5%.
Con ello, se suma a los resultados prometedores presentados por Pfizer y la vacuna rusa Sputnik V, que anunciaron eficiencia del 90 y 92%, respectivamente.
“Es un momento crucial en el desarrollo de nuestra candidata a vacuna contra la Covid-19”, señaló el CEOde Moderna, Stéphane Bancel.
Los estudios, realizados a lo largo de diversas etapas en un universo de 30 mil participantes en los Estados Unidos, revelan que la vacuna puede prevenir el COVID-19, includa su variedad grave.
La farmacéutica informó a través de un comunicado, que desarrolla una ‘vacuna de ARN’, en la que parte del código genético del coronavirus se inyecta en el cuerpo, lo que permite la producción de proteínas suficientes para entrenar al sistema inmunológico.
El primer análisis intermedio se basó en 95 casos, de los cuales se observaron 90 casos de COVID-19 en el grupo de personas a las que se suministró un placebo, frente a cinco casos observados en el grupo que recibió la vacuna. Se desarrollaron once casos graves, todos ellos en el grupo al que se administró el placebo, no la vacuna.
Moderna concluye que “en general, la vacuna fue bien tolerada”.