CDMX.- El legendario actor Jeff Bridges compartió ayer, a través de un manuscrito, que el cáncer que padece casi ha desaparecido, al igual que los estragos que tuvo tras contagiarse de coronavirus.
Con su puño y letra informó a sus fans que la enorme masa que vino junto a su linfoma el año pasado se ha reducido de tamaño.
“Mi cáncer está en remisión, la masa de 9 por 12 pulgadas (aproximadamente 22 por 30 centímetros) se ha reducido al tamaño de una canica”, detalló en la misiva que publicó en su sitio web y en su cuenta oficial de Instagram, canales en los que ha informado a sus fanáticos sobre su salud.
El actor, quien interpretó a “The Dude” en la película de 1998 The Big Lebowski, además luchó contra el COVID-19, que contrajo a principios de año.
De acuerdo con el astro hollywoodense, se habría contagiado a principios de año en el lugar en el que estaba recibiendo su quimioterapia.
“La COVID-19 me pateó el trasero bastante duro, pero estoy doblemente vacunado y me siento mucho mejor ahora”, escribió en la misiva.
Bridges cree que el haberse inoculado tuvo mucho que ver con su rápida mejora.
El histrión, de 71 años, anunció en octubre del año pasado que le habían diagnosticado un linfoma (cáncer en el sistema linfático), aunque con buen pronóstico y que estaba iniciando con su tratamiento. (Staff/Agencia Reforma)