Cortesía Europa Press
Agencia Reforma

MADRID, España.-El primer ministro holandés, Mark Rutte, ha anunciado este sábado la imposición de cuatro semanas de confinamiento estricto desde las 5.00 horas del domingo que durará al menos hasta el 14 de enero.
«Países Bajos entra de nuevo en confinamiento (…). Es inevitable porque la quinta ola viene con la variante ómicron», ha afirmado Rutte en rueda de prensa.
El Gobierno holandés adopta así la recomendación del Equipo de Gestión de Brotes que busca evitar un repunte en los contagios provocado por la variante ómicron del coronavirus SARS-CoV-2.
El cierre afecta a todos los sectores, salvo a comercios esenciales como supermercados y farmacias. Sí cierran todos los establecimientos hoteleros, museos, parques de atracciones, cines, teatros, gimnasios y todas las actividades que impliquen contacto cercano que no sean sanitarias.
Los institutos e instituciones académicas también tendrán que cerrar y se suman así a los colegios y centros de atención en horas no lectivas que ya suspendieron sus actividades el 17 de diciembre.
Además se limita a dos el número de personas de diferente hogar participantes en reuniones fuera del hogar. En hogares solo podrá haber visitas de hasta dos personas con la excepción de Nochebuena y Navidad, cuando se permitirá cuatro visitantes. No hay excepciones para fin de año.
Las autoridades sanitarias holandesas han informado este sábado de 14.742 nuevos contagios, con lo que la media de los siete últimos días se sitúa en el mínimo desde el 15 de noviembre.

¡Participa con tu opinión!