Jorge Ricardo Nicolás
Agencia Reforma

Tijuana, México.-El Presidente Andrés Manuel López Obrador anunció un nuevo decreto con su firma, esta vez para entregar directamente los recursos a las autoridades tradicionales del pueblo Yaqui para dar mantenimiento a las obras construidas por su gobierno y así, dijo, blindarlas contra «politiqueros» corruptos.

«Vamos a establecer mediante un decreto que se les entregue el presupuesto destinado para el manteniendo a esas obras, porque si no, va a hacer muy transitorio el Plan de Justicia, y lo que queremos es que se conserven. Si vienen autoridades que le tengan amor al pueblo qué bueno, que yo espero eso: que los que nos releven sea gente que le tenga amor al pueblo, no politiqueros ni mucho menos corruptos», sostuvo.

López Obrador visitó esta comunidad del municipio de Guaymas, al sur de Hermosillo, para supervisar el avance del Plan de Justicia al Pueblo Yaqui por la represión cometida en su contra por el Gobierno mexicano entre 1870 y 1880, en la llamada «Guerra del Yaqui».

El plan presentado en 2020, contempla el resarcimiento de 20 mil hectáreas y construcción de Distrito 018 de riego, así como 11 mil 330 millones de pesos en diversas obras, aunque el Secretario de Desarrollo Territorial y Urbano, Román Mayer, indicó que el 43% de las que están a su cargo ya han sido vandalizadas.

López Obrador planteo que se debe de asegurar el presupuesto para darles mantenimiento, con lo que considero que habría tres opciones enviar un recurso de mantenimiento de obras al gobierno del estado, que se le entregue a los gobiernos municipales, y la de entregar el dinero a las autoridades tradicionales de cada pueblo.

«Que tengan un presupuesto, creo que esa va a ser la mejor, y que de manera democrática, en la asamblea decidan cómo manejar ese presupuesto», dijo.

El presidente se reunió con autoridades de los pueblos yaquis, un evento que inició dos horas tarde debido al retraso en la llegada del tabasqueño.

Durante el desarrollo, indígenas yaquis se manifestaron con mantas y un altavoz por la revisión en la construcción del distrito de riego 018, ya que aseguraron que el decreto presidencial de su creación indica que el agua para los pueblos indígenas deberá de tomarse de la presa Oviachic, ubicada debajo de la de El Novillo de donde se llevan toda el agua para Hermosillo mediante el Acueducto Independencia.

«Nos dieron agua de mentiritas», se quejó el Indígena César Cota Tórtola.

Fuera de la reunión, el presidente López Obrador habló con ellos y les prometió que el lunes serán recibidos por el gobernador Alfonso Durazo, aunque durante su discurso ordenó apurar la construcción del mencionado distrito.