Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Para tratar de paliar los efectos económicos de la pandemia por Covid-19, el Gobierno federal pretende adelantar el pago de otro cuatrimestre de pensiones para adultos mayores.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador hizo el anuncio este martes, e informó que a partir de julio se podrían realizar los depósitos de manera anticipada para ese mes, agosto, septiembre y octubre.

“Ahora que venía la pandemia decidimos adelantar cuatro meses la pensión de adultos mayores para que se quedaran nuestros ancianos respetables, nuestros queridos ancianos en las casas, que los cuidan los familiares”, afirmó.

“Entonces, este programa va a continuar, ya el mes próximo viene de nuevo otro apoyo que vamos a procurar que sea también de cuatro meses para que se avance en la entrega de la pensión”.

El pasado 18 de marzo, el Presidente anunció un primer adelanto, de un cuatrimestre, en el pago de pensiones para adultos mayores y personas con discapacidad, para cubrir los meses de marzo, abril, mayo y junio.

Con esa instrucción, la Secretaría de Bienestar distribuyó 46 mil 400 millones de pesos entre 8 millones de adultos mayores y 800 mil personas con discapacidad.

Este martes, durante la supervisión de los trabajos de una obra vial, el Presidente destacó la importancia de la reactivación de la industria de la construcción y, en particular para Tlaxcala, de la industria automotriz, en esta nueva fase de “normalidad” de la pandemia.

Frente al Gobernador de la entidad, el priista Marco Antonio Mena, López Obrador anunció que la Federación destinará 500 millones de pesos para obras de mejoramiento urbano, infraestructura y vivienda en la entidad.

Previamente, el Secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, destacó la importancia de la obra de 200 millones de pesos que se realiza en el paso vehicular Ocotxco, donde diariamente transitan 70 mil vehículos.

Aunque reconoció que se trata de una obra pequeña, dijo que el impacto es considerable por el número de accidentes que se registraban en la zona.

Jiménez detalló que, actualmente, en el País existen 179 puntos de conflicto carretero, lo que no sólo complica el tránsito, sino que reduce la eficiencia del transporte, incrementa los costos y provocan accidentes.

“Como los que se sucedían en este punto por la confluencia de muchos corrientes de vehículos que aquí pasan”, refirió.

En su discurso, el Presidente insistió en que su Administración dará prioridad a los que menos tienen, sin que eso signifique abandonar a las clases altas.

El Mandatario pidió comprensión e hizo un llamado a actuar con humanismo.

“Vamos a seguir ayudando y apoyando a Tlaxcala. Estamos atendiendo a todos, escuchando a todos, respetando a todos pero le estamos dando la preferencia a la gente humilde, a la gente pobre”, expresó.

“Esto no significa marginar a nadie, tenemos que gobernar para todo el pueblo, pero también tenemos que convencer que por humanismo se tiene que atender a la gente más necesitada, no tiene que endurecerse el corazón tenemos que ser fraternos, solidarios, humanos”.