Alfredo González
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.-El Servicio de Investigaciones Legislativas (CRS, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos alertó sobre el brote de tensiones en la relación bilateral con México frente al manejo de la política mexicana para enfrentar la pandemia, la migración y la creciente inseguridad derivada del narcotráfico.
En un reporte titulado “México: Retos para las Políticas Estadounidenses en el 2021”, el grupo de expertos del Congreso estadounidense advierte cada uno de esos problemas, entre otros, podría poner a prueba las relaciones entre Estados Unidos y México, con tensión en un área que podría obstaculizar la cooperación entre ambas naciones.
El reporte refiere el retraso en la felicitación del Presidente Andrés Manuel López Obrador al Mandatario estadounidense, Joe Biden, tras su triunfo en las elecciones, aunque reconoce que ya hubo dos acercamientos, el último de ellos el pasado 1 de marzo.
“Se comprometieron a colaborar en proyectos bilaterales y cuestiones migratorias regionales y sobre la respuesta y recuperación de la enfermedad por coronavirus (Covid-19), mientras reafirman la importancia de la cooperación en materia de seguridad y los esfuerzos anticorrupción”, dice el reporte.
La mayoría de los expertos sostiene que la mejor manera de que ambos países superen tales desafíos es continuar trabajando juntos, e incorporar a Canadá para asegurar los mejores resultados posibles para América del Norte.
“Algunos defensores han instado a los legisladores estadounidenses a reforzar el sistema de asilo de México, alentar a los mexicanos a invertir en Centroamérica y a garantizar el bienestar de los migrantes que esperan la inmigración a Estados Unidos con procedimientos en México a medida que se eliminan los Protocolos de Protección Migratoria (MPP). recesión y austeridad presupuestaria”.
Pero advierten que México tiene una capacidad limitada para cumplir estos objetivos y ha fracasado en proteger a los migrantes de los abusos.
El otro aspecto que podría tensar la relación bilateral que detectan los expertos del CRS es el manejo de la pandemia en México, pues con 194 mil 700 fallecimientos por Covid-19 al 15 de marzo, es el tercer país en el mundo con más muertes, lo que implica desafíos para reabrir la frontera.
Este asunto es crucial para garantizar la estabilidad de las cadenas de suministro y la seguridad de los trabajadores empleados en industrias esenciales, coordinar el cierre de fronteras, difundir investigaciones e información y asegurar el suministro de vacunas.
La tercera preocupación es el combate a las drogas, con herramientas de seguridad como la Iniciativa Mérida, un programa de asistencia antidrogas y del estado de derecho de los Estados Unidos a través del cual el Congreso ha proporcionado unos 3.2 mil millones de dólares a México desde el año fiscal 2007.
Los expertos afirman que los esfuerzos antidrogas anteriores han fracasado y se necesitan nuevas estrategias, pero la desconfianza y las nuevas regulaciones que rigen la forma en que los agentes estadounidenses operan en México podrían limitar las opciones de política.