Durante el Foro de Salud Mental, organizado por la Comisión Legislativa de Derechos Humanos del Congreso del Estado, la especialista Paola Treviño Galindo advirtió que luego de dos años de pandemia por el COVID-19 que impidió la celebración de la Feria de San Marcos, este año se debe prevenir intensamente en torno a las relaciones sexuales casuales, las cuales podrían aumentar hasta un 300% en las tres semanas de esta fiesta.
En el marco de la conferencia “Los factores de riesgo psicosocial en la Feria Nacional de San Marcos: Sexo Casual”, la ponente señaló que el sexo siempre debe ser consensuado, saludable y legal, siempre con adultos, en este momento se necesita mucha prevención para evitar riesgos y casos que lamentar.
Agregó que el sexo casual combinado con el consumo de alcohol y drogas, los cuales son el lubricante social, se puede pronosticar un alto porcentaje de embarazos o bien que no llegan al término, y la población femenina que enfrenta esta situación de embarazos no deseados se encuentra entre los 14 y 17 años de edad.
Treviño Galindo mencionó que el sexo seguro al 100% es no tener sexo, pero la población adulta es social y sexual, pero hay evidencia que tras la feria suelen aumentar los embarazos, así como también se suscitan enfermedades o infecciones como la cistitis, el Sida, una clamidia, papiloma humano y la sífilis.
Los jóvenes de 18 a 25 años de edad suelen vivir el sexo casual lo hace como una forma de experimento, lo que implica que no se cuidan, no usan protección, no se interesan ni por preguntar el nombre de la otra persona, por ello es crucial que hombres como mujeres lleven condones, especialmente ellas para evitar embarazarse o contraer un padecimiento.
A la Feria de San Marcos debe acudirse con ropa y calzado cómodo, el cual les permita correr y traer una bolsa que puedan cargar con una mano, a fin de ponerse a salvo si sucede algo, concluyó.

¡Participa con tu opinión!