Verónica Gascón
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Covid-19 podría dejar a su paso una cascada de litigios laborales porque ni empleados ni patrones estaban preparados para este proceso.
Durante la emergencia se han observado diversas estrategias como reducción de salarios o prestaciones, pero también despidos y hasta eliminación de beneficios como el aguinaldo para la burocracia.
Todo ello, anticipan expertos laborales, puede derivar en un incremento significativo en los juicios laborales, una vez que se reanuden las actividades en las Juntas de Conciliación y Arbitraje.
Raúl Maillard, presidente de la Comisión Laboral de Canacintra, adelantó que la mayor cantidad de litigios se presentará por lo recortes.
“Hay empresarios que no han recibido apoyos por parte del gobierno y ellos han tenido que tomar la decisión de terminar las relaciones de trabajo durante la emergencia sanitaria.
“Esos trabajadores son los que sí van a demandar. Desgraciadamente son muchos y se van a incrementar los juicios en demasía”, consideró.
La Secretaría del Trabajo estimó que las empresas han despedido a casi 350 mil trabajadores en las primeras semanas de la emergencia sanitaria.
Para poder enfrentar la crisis derivada del Covid-19, algunas empresas están pactando con sus trabajadores reducir salarios o jornadas laborales.
Como ejemplo se pueden mencionar el acuerdo al que llegaron los pilotos para reducir el 50 por ciento directo al salario. También en la planta de Toyota, de Irapuato, Guanajuato, bajaron 30 por ciento los salarios.
“Hasta qué punto el hecho de que un trabajador convenga la reducción de su salario en términos de la Ley Federal del Trabajo es una renuncia a un derecho adquirido, lo cual está prohibido por la ley.
“Esto está lleno de dudas y lleno de riesgos. No está fácil para las empresas llevar a cabo este tipo de modificaciones”, aseguró Germán de la Garza, abogado del despacho Mowat.
En este escenario, dijo, es más probable que se presente cuando los trabajadores no cuenten con una representación sindical.
Otra situación que puede llegar a juicio es la supresión del aguinaldo para los altos funcionarios, porque este es un derecho establecido en la ley, advirtió el abogado laboral Sergio García Saucedo.
“Altos funcionarios o no, al final del día son trabajadores. El aguinaldo es un derecho que tiene el carácter de irrenunciable, como las vacaciones. El aguinaldo tiene que ser pagado, no puede ser negociado”, señaló García Saucedo.