Jorge Cano
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La lenta recuperación económica tras la crisis provocada por el Covid-19 podría significar una caída en las participaciones federales que reciben los estados de hasta 15 por ciento en 2021 frente a los observado en 2019, según la consultora Pondera.
Esto debería verse reflejado en el paquete económico 2021.
Una reducción de 15 por ciento significarían 130 mil millones de pesos menos el próximo año, de acuerdo con cálculos estimados con base en datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).
Lo anterior se debe a que el próximo año la economía será aproximadamente 7 por ciento inferior a la de 2019, explicó José Carlos Rodríguez Pueblita, socio fundador de Pondera.
“Las participaciones y el gasto federalizado se ajustan más que proporcionalmente al PIB.
“Un aumento del PIB genera un crecimiento de más de uno por ciento de las participaciones, pero cuando pasa lo contrario, las participaciones decrecen más que proporcionalmente”, explicó el analista.
A julio, las participaciones federales son 9.8 por ciento menor al calendario previsto, lo que significa un retraso de 56 mil 307 millones de pesos de los 575 mil 802 millones que debían distribuirse a las entidades, según el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas (CEFP).
Por las menores transferencias, Hacienda ha utilizado, hasta agosto, alrededor de 34 mil 500 millones de pesos del Fondo de Estabilización de los Ingresos de las Entidades Federativas (FEIEF) de los 65 mil millones que había a principios de año.
Esto llevó a que Arturo Herrera, Secretario de Hacienda, afirmara que ya no habrán estos recursos para 2021.