Claudia Salazar y Martha Martínez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El PRI en la Cámara de Diputados adelantó que votará en contra del Presupuesto de Egresos de la Federación 2023, entregado el jueves por el Ejecutivo federal.
Tal postura se da en medio de acusaciones de que el PRI ha pactado con Morena la militarización del País –por su propuesta de alargar al 2028 el permiso para que Fuerzas Armadas participen en labores de seguridad pública– a cambio de evitar el desafuero del dirigente Alejandro Moreno.
Sin citar cifras, la fracción del PRI afirmó que el presupuesto que propone el Ejecutivo ni es austero ni favorece a México.
«Consideramos ilógico destinar más recursos a pagar intereses de la deuda adquirida por este Gobierno, mientras se recorta a la compra de medicamentos y a la construcción de carreteras en la mayoría de los estados.
«Subrayamos que estamos en contra de la propuesta presupuestal entregada a la Cámara de Diputados, porque las prioridades de México no están plasmadas en ella. No hay explicación para que mientras el sector salud padece el desabasto, el Tren Maya reciba cada vez más recursos», expuso la fracción coordinada por Rubén Moreira.
La bancada reclamó que en el Presupuesto federal no se refleja impulso alguno a la economía familiar, al crecimiento económico o a la actividad productiva.
«En cambio, sí nos endeuda y genera despilfarro en caprichos personales y electoreros», afirmaron.
El grupo del PRI aseguró que de nuevo Morena pone por delante sus intereses y no el de los mexicanos.
«Por eso, los integrantes de la bancada priista reiteramos que iremos en contra del PEF 2023», aseguró la bancada tricolor.
En redes sociales, este posicionamiento del PRI generó críticas y reclamos.
Usuarios de Twitter advirtieron que no habrá votos para el PRI por pactar con Morena la militarización del País.