Iris Velázquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Tras advertir un nuevo brote “agudo” de contagios de Covid-19 en América Latina y el Caribe, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) llamó a los países a “detener la transmisión por cualquier medio”, a reforzar las medidas de prevención y a aprovechar al máximo las vacunas y priorizar a sectores vulnerables.

El aumento de infecciones es alarmante en la región, señaló la directora de la OPS, Carissa F. Etienne, quien criticó que esa situación no sorprende pues las medidas de distancia social se han relajado, mientras que las variantes de alta transmisión del virus se están extendiendo.

“Como resultado de ello se oye cada vez más de informes de hospitales hacinados, escasez de suministros médicos y retos en la provisión de atención apropiada para los pacientes”, alertó en conferencia.

Apenas esta última semana, dijo, más de 1 millón 300 mil personas se infectaron de Covid-19 en la región y casi 36 mil personas fallecieron. En las Américas se han acumulado 57 millones de casos.

La funcionaria regional dijo que, por el momento, las vacunas son insuficientes y no ofrecen garantías para detener las olas que están surgiendo, por lo que solicitó basar la protección en la prevención con estrategias ampliadas.

Precisó que el mecanismo Covax ha entregado más de 3 millones de dosis a 28 países de la región, pero debido al desabasto de proveedores se han retrasado las entregas, lo que se normalizará en las próximas semanas.

Sobre la vacuna AstraZeneca, sugirió que continue su aplicación, pues los casos de reacciones adversas se han presentado en “raras ocasiones”.