Anna María Bautista Legorreta
Agencia Reforma

Capitanes de industria en Nuevo León se sumaron ayer a la ola de voces que advierten contra la aprobación de la reforma eléctrica del Presidente Andrés Manuel López Obrador.

En el marco de la Asamblea Anual de la Caintra, los industriales advirtieron que si los legisladores no hacen modificaciones, la iniciativa provocará apagones, frenará inversiones y generará altos costos energéticos.

«Podríamos enfrentar escasez y altos costos», afirmó Juan Ignacio Garza Herrera, director de Xignux.

Por separado, Máximo Vedoya, presidente ejecutivo de Ternium Global, señaló que los cambios en el sector impulsados por AMLO desde hace tres años han tenido como principal impacto la paralización de inversiones.

«Hay que prepararnos para un escenario complicado más largo y más retador», dijo, a su vez, Adrián Sada Cueva, director de Vitro.

«Los costos de energía subieron y son muy volátiles y las empresas enfrentan cada vez más inflación», explicó.

Evalúan empresarios
«La iniciativa de reforma eléctrica considera que se consuma de la CFE sin importar su costo o si ésta no es limpia. Al utilizar sus plantas más antiguas y menos eficientes, se incrementarán los costos, con un impacto negativo para la competitividad de la economía mexicana y en las tarifas de los habitantes», dijo Rodrigo Fernández, presidente de la Caintra NL.

«Desde 1914 producimos energía eléctrica para el consumo nuestro, porque teníamos miedo de que fuera a pasar algo. Así que desde entonces consumimos 100 por ciento lo nuestro y nos sobra un poquito. Ahora lo importante es que no hagan cosas raras o extrañas, que no haya preferencia absoluta para nadie; (queremos) lo más limpio y al mejor costo», señaló Tomás González Sada, presidente de Cydsa.

«Vivimos una alta inflación en nuestros costos y escasez de insumos que se han incrementado hasta en un 30 por ciento y esto puede extenderse a todo el año… En el tema de la energía podríamos enfrentar escasez y altos costos, si la reforma la aprueban tal como está ahora», dijo Juan Ignacio Garza Herrera, director de Xignux.

«Los costos de energía subieron, son muy volátiles, y la inflación para las empresas puede alcanzar del 5 al 7 por ciento, y aunque impacta a inversiones seguimos adelante con nuestros compromisos, pero se nos ha complicado la perspectiva, es más retadora para el resto del año, buscados eficiencias y reducir costos», consideró Adrián Sada Cueva, director de Vitro.

«El principal impacto de la incertidumbre hacia la reforma eléctrica es que desde hace tres años no se hace ninguna inversión, porque estamos esperando qué pasa con la energía eléctrica. Lo que se tiene qué hacer es que la energía sea muy abundante y que cada vez sea más limpia. Tengo esperanza de que la reforma energética se modifique», señaló Máximo Vedoya, presidente ejecutivo de Ternium Global.

«Si entra en vigor esta reforma, tal como la mandó el Ejecutivo, pudiéramos tener problemas de paros y apagones. Se requieren ajustes en temas como en el porteo, energía renovable y permisos», dijo José Antonio Abugaber Andonie, presidente de Concamin.

¡Participa con tu opinión!