Érika Hernández
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- En un capítulo más de su película de suspenso, Marcelo Ebrard dijo ayer que si Morena no le responde a su impugnación del proceso mediante el cual fue electa Claudia Sheinbaum como candidata presidencial, dejará al partido, el sexto en su historia política.
El ex Canciller se reunió ayer por la mañana con miembros de su estructura de apoyo y después dio un mensaje donde pidió a Morena no normalizar la intervención de Gobernadores y Alcaldes, así como de dirigentes del partido, en favor de Sheinbaum.
«Si las incidencias que se dieron en el proceso se quedan igual, pues yo ya no tendría interés en estar en Morena. Esto puede ser definitorio para el futuro de Morena, más que para el futuro de Marcelo Ebrard», dijo.
Ebrard inició su vida política en el PRI, luego fundó el Partido de Centro Democrático, fue diputado por el Partido Verde, después entró al PRD, luego fue diputado de Movimiento Ciudadano y hace unos años se inscribió en Morena.