La regidora priista Citlalli Rodríguez, previó que se vendrá una ola de amparos en contra del Ayuntamiento de la capital, una vez que comience la aplicación del gravamen del reciente creado Sistema Integral de Iluminación Municipal (SIIM) que sustituye al ahora extinta Aportación Social para el Alumbrado Público (ASAP).

La representante en el cabildo, arremetió contra los diputados quienes modificaron en su momento la Ley de Hacienda de la capital, con lo cual cientos de familias se verán afectadas con el cobro mensual de 184 pesos por el servicio. Agregó que la Comisión de Derechos Humanos, deberá de intervenir, pues a pesar de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) consideró en dos ocasiones inconstitucional el cobro, éste únicamente cambió de nombre resultando prácticamente lo mismo. Otro de los aspectos en los cuales dijo estarán al pendiente como oposición, es en el funcionamiento del proyecto de luminarias y de la planta fotovoltaica, acciones con las cuales autoridades municipales aseguraron ahorros hasta del 80 por ciento en el consumo de energía eléctrica en espacios públicos.

“Con andamiajes jurídicos que no nos han podido explicar no han dado la cara y desconocemos porqué los diputados decidieron modificar la ley de hacienda del municipio capital. Están sangrando con 848 millones de pesos en un año lo que se estaría recaudando con este nuevo impuesto” expresó.