Además de disposición y trabajo en equipo que podría demostrar la Federación hacia los estados, debería de mostrar esa voluntad de atender al sector salud como corresponde. Esto lo dejó de manifiesto Martha Márquez Alvarado, quien cuestionó que el Gobierno Federal acuse de corrupción, la cual aseguró, ahora sí se comete de manera abierta. La senadora cuestionó que se han quitado del presupuesto federal 33 mil millones de pesos para la salud, por lo que se vislumbra un caos mayor a lo que ahora se enfrenta, no sólo por el COVID-19, sino para la atención a otros padecimientos de gravedad.
La legisladora panista resaltó que el gobierno morenista ha simulado un trabajo y acusa de juegos políticos cuando eso precisamente ha sido propiciado por el Gobierno Federal, provocando la reacción en los gobiernos estatales que han dejado de ser atendidos en sus necesidades. Se requiere, dijo, que desde la Federación y en los estados, haya apoyos conjuntos para atender al sector salud que en este tiempo ya está cansado y desgastado.
IMPUGNARÁN. Sobre la devolución de los 33 mil millones de pesos que pasaron a la tesorería de la Federación, refirió que “la fracción parlamentaria del PAN interpondrá un recurso legal porque la aprobación se dio de manera tramposa, ya que antes de su aprobación se tendría que haber reformado la Ley de Salud y no lo hicieron”, por lo que habrá que esperar hasta dónde avanza la impugnación.

“Necesitamos acciones legislativas correctas, que nos pongamos de acuerdo para generar empleos, fomentar incentivos fiscales, pero eso es lo que no hay…”.

LLAMADO A CIUDADANOS. Entrevistada al término del evento inaugural de las obras de rehabilitación del Deportivo Ferrocarrilero, consideró que el Indicador Estatal COVID que se ha impulsado para con datos locales en cada municipio se tomen medidas preventivas y contener los contagios y decesos por el coronavirus, es una medida para la que se requiere de la colaboración seria de todos los ciudadanos.