Azucena Vásquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-En su último anuncio de política monetaria, el Banco de México (Banxico) proyecta un panorama más complejo para la inflación, con lo que parece anticipar un alza de 75 puntos base, aunque también buscaría enviar un mensaje al Gobierno federal sobre la necesidad de una política más restrictiva pese al plan antiinflacionario que puso en marcha recientemente, señaló la institución financiera UBS.
El jueves, la Junta de Gobierno de Banxico aprobó, por mayoría de votos, un incremento de 50 puntos base a su tasa de referencia, para dejarla en 7 por ciento.
UBS comentó en un análisis sobre el anuncio que el aspecto más destacado es que el banco central expuso que «ante un panorama más complejo para la inflación y sus expectativas, se considerará actuar con mayor contundencia para lograr el objetivo de inflación».
Frente a esto, la institución financiera planteó dos interpretaciones.
Por un lado, el banco central podría estar anticipando al mercado que se avecina una alza de 75 puntos base; sin embargo, si este fuera el caso, cuestiona el porqué Banxico no aceleró el ritmo de alzas en su reunión del jueves, teniendo en cuenta su propio aumento de las perspectivas de inflación, así como los incrementos de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed).
«Una razón alternativa puede ser que este mensaje no sólo estaba destinado al mercado, sino también al Gobierno», señaló.
«Tras la presentación de una serie de medidas destinadas a frenar la inflación, el Presidente Andrés Manuel López Obrador expresó su deseo de que esto moderara las subidas de tipos del Banxico. Tal vez la frase indique al Gobierno que es necesario endurecer la política».
Banxico nunca ha incrementado 75 puntos base a su tasa en un anuncio de política monetaria.
Asimismo, UBS prevé que si se cumplen las expectativas de inflación de Banxico para la próxima reunión de política monetaria, se continuaría con el ritmo de alzas de 50 puntos base.
Para el segundo trimestre de este año, el pronóstico del banco central es que la inflación general sea de 7.6 por ciento, desde su estimación anterior de 6.9 por ciento. En tanto, para el tercer trimestre la proyección pasó de 6.1 por ciento a 7.0 por ciento y para el cuarto trimestre se ajustó de 5.5 por ciento a 6.4 por ciento.
Lo anterior evidencia que hay factores que están teniendo un mayor impacto de lo esperado, señaló Janneth Quiroz, subdirectora de Análisis Económico de Monex.
«El banco central está esperando que el pico sea en el segundo trimestre, pero que ahora llegue a 7.6 por ciento», dijo.
Para el segundo trimestre de 2023, Banxico prevé una inflación de 3.4 por ciento desde una estimación anterior de 3.1 por ciento.
En máximos
En la primera quincena de abril, el Índice de Precios en México tuvo una variación de 7.68 por ciento a tasa anual, la mayor en 21 años y 3 meses.

TABLA
Tasa de inflación (variación porcentual anual)
Febrero 2001 7.09
2022
Enero 7.07
Febrero 7.28
Marzo 7.45
Abril 7.68

Fuente: Inegi

¡Participa con tu opinión!