Ante la tercera ola de contagios por el COVID-19, el secretario del Ayuntamiento, Jaime Beltrán Martínez, informó que se apretarán las medidas precautorias para contener esta pandemia. La intención de ello no es cerrar la actividad económica, aunque sí es crucial que la ciudadanía colabore y no sea omisa en el uso del cubrebocas y la sana distancia.
Con el cambio del semáforo epidemiológico a color amarillo en Aguascalientes, el funcionario capitalino señaló que se trabaja, en coordinación con el Gobierno del Estado, y se reforzarán las medidas sanitarias en los comercios de la ciudad. Antes de proceder a un golpe de autoridad, se prefiere impulsar la cultura de prevención en todos los lugares.
Agregó que los aforos estaban en un 70% de ocupación en restaurantes, antros y bares, los cuales habrán de modificarse para reducir el riesgo de contagios. También se analizará si se requiere solicitar el certificado de vacunación al entrar a estos establecimientos.
A lo largo de casi año y medio, la ciudad de Aguascalientes ha vivido el tema de la pandemia y se sabe que la actividad económica es crucial y que no puede seguir afectándose, como previamente se hizo. El secretario general de Gobierno y el secretario del Ayuntamiento capitalino así lo han conversado, e igual opinan el gobernador y la alcaldesa de Aguascalientes.
En concordancia con ello, se tiene el compromiso y la convicción de incentivar la labor preventiva; por fortuna, la vacunación ha avanzado en Aguascalientes, pero esa misma situación ha provocado que la gente piense que ya no necesita cuidarse y que ya no se contagiará, aunque se han registrado casos de que sí sucede lo anterior, motivo por el cual se debe retomar el uso del cubrebocas.
Por esto, se reforzarán las medidas sanitarias en antros, bares y restaurantes, donde las direcciones de Reglamentos y Mercados estarán atentas de sus giros de competencia para que no se dispare el número de contagios por el COVID-19.
El Municipio de Aguascalientes seguirá respetando el color del semáforo epidemiológico federal y, por esta situación, se decide apretar un poco más las medidas sanitarias, porque el objetivo es cuidar a todos, pero la contención de la pandemia requiere de la colaboración ciudadana, que no debe soltar el uso del cubrebocas, enfatizando que la gente que sale de vacaciones, se cuide para que no se contagie allá y venga a transmitir el virus acá, puntualizó.