Imposibilitada se dice la Dirección de Parques y Jardines municipal para actuar en contra de las aves que reposan en los árboles afuera de la Escuela Primaria “Francisco Primo Verdad”. Omar Alejandro Plesent Sánchez afirmó que ni la poda ni cohetones son la solución, sólo el barrido y el lavado de la zona. Explicó que esta problemática está presente en otros jardines de la ciudad por la migración de pájaros procedentes de Estados Unidos y Canadá a causa del frío.

El titular de Parques y Jardines dependiente de la Secretaría de Servicios Públicos Municipales dijo estar muy consciente de la problemática de la escuela “Francisco Primo Verdad” pero indicó que la poda no lo va a solucionar. “Sólo que fuera una poda muy severa y la verdad prácticamente es retirar el árbol”.

Destacó que esta situación se debe a la migración de pájaros procedentes de Estados Unidos y Canadá que huyen del frío de la parte norte del continente y a ellos les gusta resguardarse en árboles tipo Ficus, Laurel de la India o en Fresnos que tienen una fronda muy tupida. “En el caso de la escuela que está a un lado del templo de San José, es un árbol tipo Laurel de la India que gusta a las aves porque ahí guardan calor”.

Omar Alejandro Plesent Sánchez enfatizó que esta problemática también la padece en el Jardín de San Marcos y aunque han aventado cohetones para espantarlos, de nada sirve ya que al poco tiempo regresan. De ahí que lo único que hacen en ambos casos es el barrido y lavado del excremento. “En el caso de San José el barrido es diario y el lavado dos veces por semana y en el Jardín de San Marcos el lavado es una vez por semana”.

El funcionario municipal explicó que no pueden podar los árboles, ya que, al hacerlo, las aves sólo buscarían refugio en otro jardín e implicaría podar todos los árboles de la ciudad. “Con la poda nomás los movemos, tendríamos que podar toda la ciudad porque cambian de un lado de otro. Es una situación atípica pero natural”.

¡Participa con tu opinión!