Ante las presuntas anomalías que se han encontrado en la compra de un software del Registro Público de la Propiedad, así como la caída del sistema en la misma dependencia, asunto que está por resolver la Contraloría del Estado y emitir las sanciones respectivas a los responsables, el secretario general de Gobierno, Juan Manuel Flores Femat, aseveró que la instrucción que se tiene desde el principal mando estatal, es de cero impunidad.

La indicación que se tiene de parte del gobernador Martín Orozco, es que todos los funcionarios deben ser colaborativos con la Contraloría y que todo lo que tenga que ser sancionado, sea en esta misma administración, no dejar herencias para las posteriores.

Si bien la Contraloría lleva un trabajo arduo y están por resolverse algunos temas, como es el del RPPyC, no es una labor extraordinaria, sino el trabajo normal en aras de lograr las buenas prácticas en el servicio público, porque la idea sería no sancionar, sino que no haya castigos.

Aclaró que no todo lo que señale la Contraloría tiene que ver con corrupción, pues habrá casos en los que se detecten negligencias y errores que se deben evitar, porque finalmente tienen sus costos para la administración pública, “no pensemos que todo es corrupción, también se detectan prácticas incorrectas, errores y que el Contralor está haciendo frente de manea notoria a esos asuntos”.

Las observaciones que se han hecho en torno al RPPyC y sobre lo que están por darse las sanciones, están en tiempos de resolución, “estamos sujetos a plazos, se están revisando los ejercicios 2019-2020, es el tiempo para hacerlo, las revisiones de la cuenta pública y de la administración, se rigen bajo el principio de preteridad, así que el Contralor ha señalado que ya se le están cumpliendo los plazos para resolver y lo dará a conocer”.

Puntualizó que se está dando seguimiento a los procedimientos, y “los dictámenes que se emitan no son cuestión de pláticas ni de dar a conocer anticipadamente nada, antes bien, se tienen que respetar los derechos de las personas que están siendo investigadas, recuerden que nos tenemos que regir por el principio de presunción de honorabilidad y honestidad de los servidores públicos, y él -el contralor-, se está conduciendo de esa manera”.

Por lo pronto, insistió que la Contraloría tiene procedimientos iniciados y próximos a resolver, algunos han culminado con recomendaciones, “otras me imagino que será con amonestaciones y sanciones graves, que ustedes saben, esas corresponden al tribunal, a la Sala Administrativa”.