Salvador Rodríguez López

Un futuro promisorio perciben al final del arco iris en el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), por lo que analizan qué hacer con el fardo que representa el Partido Revolucionario Institucional, con el que han corrido múltiples aventuras que le dejan un aprendizaje que quiere llevar a la práctica.
Bajo este marco será aleccionador para el aprendiz de político mirar el resultado que tengan personajes de la talla de Sergio Augusto López Ramírez, quien ha sido la figura central de este organismo durante los últimos 19 años, período en que ha sido regidor, tres veces diputado local y una diputado federal, además presidente del comité estatal en diversos períodos y miembro del comité ejecutivo nacional.
Lo más tentador de todo es que las cinco veces en que ha ocupado un cargo de elección popular no ha sido por la vía de las urnas sino como candidato plurinominal, situación que es posible gracias a los acuerdos del Verde Ecologista con el Revolucionario Institucional, cercanía que también le permitió a López Ramírez ser delegado de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales y dejar como “encargado del despacho” a uno de sus asistentes, cuando decidió convertirse en “enviado especial” del CEN del PVEM en la entidad, de donde pasó a la actual diputación.
Ahora, el partido del Niño Verde busca levar anclas, para ello inició una campaña nacional para anunciar que “estudian” ir solos en las elecciones de 2018, ya que se han dado cuenta que tienen el capital político suficiente para hacer un buen papel en cada uno de los estados y en los comicios federales.
En el caso local el PVEM no ha logrado despegar, aún cuando lo ha intentado, como cuando se presentó sin acompañamiento en un Municipio, donde obtuvo su primer ayuntamiento sólo que con un postulante panista, que antes de concluir el trienio regresó a la casa paterna, y más recientemente, en los comicios del año pasado, fue en alianza parcial con el PRI sin mayores resultados.
López Ramírez podría presentarse como candidato de mayoría relativa a senador o diputado federal, concatenando la actual diputación local que concluye el año próximo, con lo que puede dejar constancia que su partido está listo para marchar de manera independiente.
Encontrar alguien distinto al sempiterno dirigente es como buscar una aguja en el pajar, ya que ha tenido buen cuidado de no darle entrada a quienes puedan hacerle competencia y aquellos que han logrado durar más tiempo de lo previsto aplica algún procedimiento estatutario para marginarlo, o que de mutuo propio se vaya, ya que no permite rivales.
Hay quienes miran el propósito de separarse del PRI como una medida de presión para obtener más de lo que ha conseguido desde 2003 en que ha estado incrustado en el tricolor, por lo que más que una baladronada – como algunos suponen – es una estrategia para encarecer el convenio.
Es evidente que volará cuando considere que tiene el suficiente patrimonio político-electoral y económico, mientras tanto seguirá forzando las condiciones y cuando considere que ha estirado bastante la liga volverá a su posición original, pero llevando en las alforjas el suficiente caudal para seguir soñando con estar al mismo nivel que su favorecedor. Por ahora lo único que le queda es seguir utilizando los pantaloncillos cortos y su gorra de marinerito.

ES DE SU COMPETENCIA
El ceñimiento a la Ley de Vialidad del Estado es obligatorio para todos los conductores de vehículos y es un deber de la autoridad vigilar su observancia, por lo que el director de Tránsito y Movilidad del Municipio de Aguascalientes, José de Jesús Rodríguez Benavides, no debe esperar a que otro nivel de gobierno imponga sanciones a los conductores que la infrinjan.
Desde hace unas semanas tienen lugar declaraciones que salen de contexto, como aquella de que el Ayuntamiento obligará a los operadores del transporte urbano a cumplir con sus obligaciones, principalmente en horarios, rutas y paradas, lo que políticamente es un buen gancho para la sociedad ya que es de las mayores demandas que hay desde hace decenios.
Lo que sucede es que los camioneros están sujetos al Código Urbano y el gobierno del estado es el que vigila su debido cumplimiento, por lo que a él le corresponde exigir que den un buen servicio o aplicar las sanciones que correspondan, que podrían llegar hasta la suspensión o cancelación de la concesión, algo que nunca ha ocurrido.
En tanto, el Ayuntamiento, por medio de la Dirección de Tránsito, vigila que exista orden de los guiadores en general, interviene cuando se suscita un accidente e informa a quien corresponda de la responsabilidad que cabe en cada conductor.
Frente a ello, Rodríguez Benavides anunció que recomendará a la Secretaría de Gestión Urbanística y Ordenamiento Territorial (Seguot) del gobierno del estado, que sean retirados los tarjetones y los permisos de los conductores de trasporte público, en cualquiera de sus manifestaciones, de encontrarse alcoholizados, por tripular con exceso de velocidad, por no respetar la luz roja del semáforo o por el uso de celulares, entre otros “delitos”.
Además de no estar en su jurisdicción señalar a una dependencia estatal lo que debe hacer, el funcionario debe reconocer que hay limitantes y que es uno más de los 11 directores municipales de tránsito, en todo caso, de haber causales que exijan medidas drásticas y sean de competencia de la Seguot, se pueden presentar en alguna reunión a la que asista personal de dicha dependencia.
Igualmente, dicen que lo que no es parejo es chipotudo, por lo que la ley tiene que ser pareja y no sólo para los conductores de unidades motorizadas del servicio público, consecuentemente, si se pretende castigar a urbaneros, taxistas, combistas, de trasporte de personal y escolar, debe ir más allá e imponer el mismo escarmiento a los particulares.
En cambio, en donde Tránsito Municipal capitalino ha sido omiso es con el servicio de Uber, que hace labor de taxi a domicilio y de ruleteo, ya que aquí no se trata de que “actúen conforme al reglamento”, como señala el titular de la corporación, sino que, para que puedan trabajar deben presentar la concesión firmada por el gobernador del estado.
Es un programa trasnacional que sigue en las calles por complicidad de las autoridades que son omisas al permitir la transgresión a la ley y lo cual es aprovechado por personas que no pertenecen a esa organización, que en la vía pública ofrecen el traslado asegurando que son Uber, lo que deja en un riesgo a los usuarios que no saben con quien están tratando ya que no traen identificación y el color del vehículo es de un particular.
En lo anterior es donde debería aplicarse la Dirección de Tránsito y demostrar que, efectivamente, en Aguascalientes no hay choferes de primera y de segunda, ni servicios de transporte publico fuera de la legalidad.

VISITANTES
De manera inesperada estuvieron ayer en Catedral alrededor de medio centenar de turistas de Campeche, que participaron en la misa que ofició el canónigo Casimiro Serna Esqueda. Durante el oficio les hizo un reconocimiento por su interés de conocer el templo principal de la Diócesis de Aguascalientes y unirse a la oración de la feligresía local, al mismo tiempo que realizó votos porque su retorno fuera sin contratiempos y minutos después dialogó con ellos en el atrio. Sin duda un buen augurio para el Quincenario de la Asunción, que tiene lugar del uno al quince de agosto.