Mircea Mazilu

El 6 de diciembre se celebra el aniversario número 103 de la independencia de Finlandia. Este día, pero de 1917, el país nórdico se declaraba como un estado soberano con respecto al imperio ruso, del cual formó parte por más de un siglo. Hoy en día, la República de Finlandia es uno de los países más avanzados en muchos aspectos, representando un ejemplo a seguir en el continente europeo y el mundo entero. A continuación, repasamos brevemente la historia de su emancipación y algunos de los datos más destacados de su actualidad.

Ubicada en la parte septentrional de Europa, Finlandia comparte fronteras terrestres con Rusia, al este; Suecia, al noroeste; y Noruega, al norte. Asimismo, es bañada por el Golfo de Botnia al suroeste y el Mar Báltico y el Golfo de Finlandia en su parte meridional. Desde el punto de vista de la geografía, se caracteriza por contar con cerca de 188,000 lagos, más de 40.000 islas y una superficie terrestre que está cubierta de bosques en aproximadamente el 70% de su totalidad. Su capital y ciudad más importantes es Helsinki, que cuenta con alrededor de 630,000 habitantes.

Desde el siglo XIII hasta principios del XIX, Finlandia formó parte de la Corona de Suecia, la cual de 1397 a 1523 se unió con los reinos de Noruega y Dinamarca para dar lugar a lo que se conoce como la Unión de Kalmar. En 1809 Finlandia pasó a ser un Gran Ducado autónomo dentro del imperio zarista, conservando su ejército, parlamento y moneda, entre otras cosas. No obstante, hacia finales del siglo decimonónico su autonomía se vio afectada cuando el zar comenzó una campaña de rusificación del país, imponiendo el ruso como idioma en la administración.

Con el estallido de la Revolución rusa en febrero de 1917, los finlandeses vieron la oportunidad para conseguir su emancipación. El 6 de diciembre de ese año el Parlamento de Finlandia adoptó la declaración de independencia, obteniendo poco más tarde el reconocimiento por parte de los bolcheviques. En julio de 1919 fue promulgada la primera Constitución, la cual declaraba al país como una república. De esta manera nacía una nueva nación, la finlandesa, que no tardaría en sobresalir.

A poco más de un siglo de su independización, Finlandia es uno de los países más desarrollados tecnológicamente, innovadores, equitativos y seguros del mundo. Asimismo, su población cuenta con un alto nivel de vida y es considerada una de las más felices a nivel planetario.

Sin embargo, por lo que más destaca esta nación escandinava es por su óptimo sistema educativo, el cual se caracteriza por una alta calidad en la enseñanza de los idiomas. En los colegios se estudia en sueco, idioma materno de aproximadamente el 5% de la población, y finés, la lengua materna de la mayoría de los finlandeses. Pero, además los alumnos aprenden también diferentes idiomas extranjeros, destacando el alemán, ruso e inglés, siendo este último hablado con naturalidad por prácticamente todos los habitantes.

Por último, cabe mencionar que Finlandia descuella por contar con cerca de 200 noches de auroras boreales al año y unos 70 días donde no se pone el sol, fenómenos que se pueden ver en el norte de la república. Al mismo tiempo, es famoso por sus fascinantes paisajes invernales y por ser el lugar donde vive Santa Claus, el cual tiene su residencia en la región de Laponia, en un pueblo denominado Rovaniemi.

mircea-mazilu@hotmail.com