Selene Velasco
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Katya Echazarreta, la primera mexicana en ir al espacio, animó a niñas a seguir carreras científicas, no dejarse vencer por ideas sexistas y creer en ellas mismas.
La joven de 26 años, nacida en Guadalajara y quien se convirtió también en la estadounidense más joven en ir al espacio por su doble nacionalidad, fue nombrada como huésped distinguida de la Ciudad y recibió las llaves de la Capital en un evento ante decenas de menores de 12 años.
Echazarreta compartió su historia: como su objetivo de ir al espacio lo fijó desde los 6, los obstáculos que superó y lo que sintió al lograrlo.
«Mis maestros y profesores, a veces, en la universidad, me decían con palabras muy directas, palabras muy honestas, que esas carreras (Ingeniería Eléctrica) no eran para mujeres y que las mujeres no deberían estar ahí; me decían que yo estaba desperdiciando un lugar, de un hombre.
«Pero yo sabía quién era, yo sé quién soy, yo sé qué es lo que quiero hacer, yo sé cómo quiero continuar y yo sé que esto es lo que me gusta», resaltó la astronauta.
La estudiante de maestría en Ingeniería Eléctrica y Computacional en la Universidad Johns Hopkins afirmó que ahora busca impulsar a niñas y mujeres para que logren sus metas.
«Como mujeres somos muy fuertes, somos muy inteligentes, podemos hacer lo que queramos hacer y yo quiero que todas, cada una de ustedes, sepa que puede llegar a donde quieran llegar. Si quieren llegar al espacio, pueden llegar al espacio, claro que pueden», destacó Echazarreta.