Personal de la Guardia Sanitaria ha levantado en lo que va del año un total de 29 sanciones contra centros de atención a las adicciones. Su titular, Octavio Jiménez Macías, detalló que lo anterior fue posible luego de que se detectaran por medio de visitas de supervisión condiciones de salud inadecuadas para los internos.

De acuerdo con el sector salud, en la entidad existe un padrón de 105 anexos, de los cuales 89 ya fueron revisados, aplicándose 29 sanciones económicas por el orden de los 800 mil pesos, incluyendo tres clausuras. Aclaró que no en todos los casos, las multas precisamente son económicas, sino que incluso se puede llegar a un acuerdo para que sean intercambiadas atendiendo las recomendaciones y hagan en un tiempo pactado previamente las mejoras en sus instalaciones para ofrecer un mejor servicio.

El titular de Regulación Sanitaria reconoció que es complicado llevar mayor control de los centros de atención contra las adicciones, derivado de que su apertura se realiza en muchos de sus casos sin los permisos correspondientes, en cualquier finca, vivienda y hasta en bodega. Cabe mencionar que el 70% de los anexos se encuentran dentro de la ciudad capital, mientras que el resto están dispersados en los municipios de Jesús María, Pabellón de Arteaga y Rincón de Romos, principalmente.

“Falta mucho qué hacer porque cierras uno y aparecen tres, y luego para dar con ellos no es fácil porque en cualquier casa que rentan o cualquier bodega ahí se meten, a veces hasta que los denuncia la gente podemos nosotros actuar”, concluyó.