El director del Centro de Integración Juvenil de Aguascalientes, Mario García Martínez, lanzó un llamado a las familias que desean internar a sus seres queridos que viven una adicción a sustancias psicoactivas, a buscar un centro de rehabilitación regularizado por la Secretaría de Salud y no aceptar uno clandestino.
En varias ocasiones se ha detectado que personas que desean ocultarse de la delincuencia o del crimen organizado se refugian en los denominados anexos clandestinos, y precisamente ahí han sucedido ataques a la integridad de los seres humanos por parte de grupos que se encuentran fuera de la ley.
En la actualidad, dijo que el Instituto de Salud cuenta con una regulación muy buena hacia los centros de rehabilitación, donde los profesionales encargados aplican una muy buena supervisión de esos espacios avalados por la Comisión Nacional contra las Adicciones (Conadic).
“En el caso de los centros de rehabilitación clandestina no existe un control de las personas que ingresan, ya que no se pide documentación para comprobar la identidad de los internos, es decir no hay registros confiables, tampoco llevan un control médico a fondo, ni se ofrece un trabajo clínico responsable”.
Mario García Martínez reiteró la urgencia de todas las personas que necesitan de un apoyo profesional para rehabilitarse del consumo de sustancias psicoactivas a buscar a instituciones profesionales y formales, en donde le ofrecerán una verdadera seguridad de que las autoridades saben quienes se encuentran ahí internados.
En los Centros de Integración Juvenil se tiene la política que si una persona busca apoyo para rehabilitación y durante el proceso quiere vender drogas a sus compañeros pacientes, de inmediato se les advierte a abstenerse de ese comportamiento y si se resisten se les deja de atender en esta institución, porque aquí es cuidar la salud, no perjudicarla.
“El sector salud de Aguascalientes hace un intenso trabajo de visita a los centros de rehabilitación formales para cuidar la recuperación de los pacientes, y es importante que la ciudadanía reporte los anexos clandestinos, y también que se fije que los expedientes de los nuevos pacientes queden completos e integrados para que haya un historial apropiado”, concretó.