Como les comentaba en la primera cápsula de los anecdotarios, tuve la fortuna de convivir con algunas personas europeas maravillosas. Estuvimos hospedados en una hermosa casa austriaca que data del siglo XVI. Los dueños, como muchos de los austriacos, tienen una impactante cultura de la cacería. En muchos de sus pueblos, su gente se mantiene a través de ella y de sus restaurantes con platillos de carne de “caza”. Es tan común ver personas ataviadas con su ajuar de cacería, en cada restaurante ver al menos una cornamenta ornamentando alguna pared o ver alguna piel de animal hecha tapete. Pude descubrir que la cacería es toda una cultura y una gran tradición en Austria, y que tienen todo un protocolo al cazar un animal.

Los austriacos apoyan la cacería legal, no fomentan para nada a los cazadores furtivos ya que su interés no es terminar con las especies, sino preservarlas a través de la reproducción y el cuidado. Al cazar un animal, no sé si se han fijado, pero cuando toman la típica foto del cazador con su trofeo, tanto el cazador pone una rama de tres picos de un abeto en su sombrero, como el animal lleva también una rama de este árbol en el hocico. Esto significa para el cazador que ha cazado de manera adecuada a un animal y rinde tributo a él, poniéndole una rama en el hocico para simbolizar la última comida que el animal tendrá en la tierra. Es impresionante cómo todas las fotos que se ven de cazadores austriacos, estas ramas no pueden faltar. Es un ritual en honor al animal, que tiene cientos de años y todavía se conserva.

Por otro lado, aprendí que cuando un cazador austriaco muere, los cazadores que acudirán a dar el pésame o a su entierro llevan su sombrero típico austriaco, y en lugar de llevar el arreglo de plumas que normalmente lleva, a este se le añade una rama de tres picos de abeto pero se coloca dejando a la vista el lado anverso de sus hojas, para simbolizar que un cazador ha partido.

Cada cultura tiene sus tradiciones y es muy interesante descubrir que todas ellas cuentan con ciertas normas de etiqueta y protocolo en vestimenta y comportamiento, dependiendo de la tradición o la ocasión.

Estoy totalmente de acuerdo cuando dice la gente que los viajes ilustran. Definitivamente este viaje quitó varias plumitas a mi penacho de la ignorancia.

El Poder de tu Imagen.

silvia@consultoriadeimagen.com.mx