Un hecho curioso que ocurrió ayer en el Gran Premio de Aguascalientes de la Nascar México fue que la piloto oriunda de la «tierra de la gente buena», Andrea Lozano, había quedado en tercer lugar en el resultado extraoficial. Sin embargo, para su mala fortuna, descendió al quinto puesto tras la revisión en las cámaras.
Una de las competidoras más aplaudidas en el Gran Premio de Aguascalientes fue Andrea Lozano, la piloto de la camioneta número 11, quien buscaba subirse por primera vez al podio en su carrera, y qué mejor lugar que en su propia casa, ante su gente.
En la prueba de Trucks, la piloto de Aguascalientes completó las 90 vueltas en poco más de una hora, quedando en tercer lugar en un emocionante cierre con una diferencia mínima. Inicialmente, Andrea Lozano recibió su trofeo de tercer lugar y celebró su primer podio en casa.
Sin embargo, más tarde se revisaron las cámaras y se determinó que Andrea descendió al quinto lugar, siendo superada por Santiago Cruz y Esteban Rodríguez, además del segundo lugar ocupado por Everardo Fonseca y el primer puesto obtenido por Gerardo Rodríguez.
La joven de Aguascalientes tendrá que esperar un poco más para celebrar su primer podio, pero con esta experiencia demostró que está en el buen camino y solo necesita mejorar algunas cosas para poder subirse al podio e incluso luchar por un campeonato en las próximas fechas.