Cada quien, a su modo y de acuerdo a los alcances que tenga, se esfuerza por figurar y de paso recordarle a sus congéneres que ahí está, dispuesto a cooperar en todo lo que se requiera, claro, siempre que tenga una posibilidad real de estar en donde se toman las decisiones.

En los prolegómenos de lo que está por venir, los panistas saben que equivocarse será el ostracismo, por lo que escuchan, analizan lo que se publica, comentan las “últimas” con sus allegados y buscarán la manera de estar presentes cuando se examine el método para elegir a la o el abanderado.

Ya lo dijo José Antonio Arámbula, que por tercera vez ocupa la presidencia municipal de Jesús María: Los dirigentes estatales y nacionales van a decidir si la candidatura al Gobierno del Estado será para un hombre o una mujer, aunque luego ajustó sus palabras al considerar que los estatutos establecen que puede ser por designación (que es lo que ha prevalecido en los últimos 25 años), por elección de militantes o mixta, en que se toma en cuenta la opinión de la ciudadanía (lo que jamás ha sucedido). Para no dejar lugar a dudas, Arámbula dejó en claro que él acatará lo que decida el partido y lo cual dependerá de lo que señale el Comité Nacional.

Lo que se hace en el PAN de ninguna manera es propio de este organismo, por el contrario, es regla general en todos los partidos, que hacen como que democratizan la elección interna, pero en realidad tiene que ver un solo dedo, algo que copió el actual ocupante del Palacio Nacional, al airear una serie de nombres que él mismo se encargó de escoger y a partir de ahí que los morenistas elijan al que quieran, que debe coincidir con el que él ya tiene.

En Aguascalientes ya están alineados varios aspirantes a la primera silla y esto ha dado pábulo para que se escuchen voces a favor de unos y otros, pero también que les encuentren uno que otro defecto o pecadillo. Por su parte, la directiva estatal considera que los militantes deben ser los que elijan al candidato, inclusive hay quienes proponen un cambio de mando en el Comité Ejecutivo Nacional en función de los malos resultados que hubo en las gubernaturas que estuvieron en juego el pasado 6 de junio, que visto sin apasionamiento sería lo lógico, sin embargo quienes pretenden que ahora salga Markito Cortés es que buscan descarrilar el propósito de la alcaldesa María Teresa Jiménez, que está firmemente arropada por el dirigente.

Por su parte, más cauto en su comportamiento, Fernando Herrera Ávila no acepta abiertamente que está entre los finalistas, sin embargo sus palabras denotan que mantiene encendida la flama: “Concentraré esfuerzos en Aguascalientes, para que la entidad siga por la senda del progreso”, dijo el vocero del CEN el pasado 19 de julio a través de El Heraldo. Advirtió que de cara a la transición gubernamental el reto es impedir que llegue un peligro para el estado, por lo que ha tomado la decisión de centrar su atención en la entidad y participar en su dinámica política, lo que hace después de 9 años de estar ocupado en la política. No mencionó si renunciará al cargo que tiene en el Comité Nacional o pedirá una licencia, pero para él y para muchos otros panistas es fundamental que el PAN garantice su unidad interna y encuentre el método idóneo para incluir a todo aquel que decida participar en las elecciones de 2022.

Es un paso que debe darse, reiteró, “sin inclusiones, sin cotos de poder al interior del partido, porque esto va en contra de los principios democráticos de Acción Nacional”.

Como dijera el de junto, ya veremos en qué termina esto que ya genera efervescencia, que por más que digan que todos van a portarse bien y que asumirán calladamente lo que decidan sus mayores, a la hora de la verdad no es así y el mejor ejemplo se vivió en 2010 y con efectos seis años después.

PRIMER TORITO

Ya en su papel como procurador del Medio Ambiente, Héctor Anaya podrá hacer realidad su propósito de construir un basurero estatal y demostrarle al Ayuntamiento de la capital que él sí sabe hacer bien las cosas. Cuando anunció que lo haría ocupó los titulares de varios medios de comunicación, no tanto porque se tuviera la seguridad de que iba a ser una realidad, sino por la politiquería que había atrás de sus palabras. Al final de cuentas no hizo nada, pero se dio el lujo de atraer la atención y de paso darle un raspón al Gobierno de la ciudad.

De entrada tendrá una mirada vigilante de varias asociaciones ambientalistas, que se inclinaban para que el nuevo titular de la Proespa fuera un conocedor del tema y no un político, pero a final de cuentas pudo más la instrucción superior y que acató la mayoría de los diputados, al designar a Anaya por insaculación, debido a que no obtuvo los votos suficientes (14 a favor y 11 en contra), además lleva tras de sí la acusación de ostentarse como licenciado en derecho y con un grado de maestría, sin que haya presentado la cédula profesional.

En el tiempo que le queda a esta administración municipal el nuevo funcionario no podrá hacer mayor cosa, pero sí presionar al entrante para que haga lo que él supone que es lo mejor para el manejo de San Nicolás, en lo que siete grupos le solicitaron al alcalde electo que tengan una reunión para sentar las bases de un trabajo coordinado, con el que se puedan eliminar los problemas que a su juicio tiene el Relleno Sanitario.

La lógica apunta a que Leonardo Montañez se acerque a los defensores del medio ambiente, ya que en ellos puede encontrar mayor apoyo que en la Proespa y de paso frenar cualquier embestida que provenga de esta oficina, además de atender los problemas que existan en el vertedero y de esta manera ampliar el tiempo de vida útil, o llevar a cabo la construcción de otro.

Denunciaron que la actual administración municipal presentó la Certificación ISO 14.001:2015, que desde su punto de vista es falsa, en función que la norma internacional exige la aplicación de una política ambiental para cumplir con los requisitos legales y obligaciones que proceden de las resoluciones administrativas que formulan la Profepa o Proespa, como resultado de las inspecciones, lo que se desconoce cuándo se hicieron. Fundamentan sus dudas en que desde octubre de 2020 tuvo lugar el último encuentro con las autoridades respectivas, por lo que resulta extraño que de pronto se anuncie la certificación de la norma internacional.

Participan en esta labor siete organizaciones: Conciencia Ecológica, Instituto Mexicano de Estudios Pedagógicos y Postgrado, Movimiento Ambiental, Centro Ecológico Los Cuartos, Facultad A.C., Consultora Jurídica Ambiental y Asesoría en gestión ambiental técnica, y Senior IMEXA.

MÉTODOS ARCAICOS

Es común escuchar a funcionarios públicos que todo su esfuerzo se orienta a que los ciudadanos vivan en mejores condiciones económicas y sociales, porque esto se refleja en el ámbito familiar, sin embargo como dijo aquel, de un bocado me trago una torta doble, porque en los hechos la realidad es otra, es el caso de los inspectores o verificadores de mercados, que a decir del director de esta área, Israel Díaz, hay una vigilancia estrecha para que todos los vendedores cuenten con el permiso correspondiente y de no presentarlo se les decomisa la mercancía, misma que se les devolverá cuando hayan pagado la multa, sin embargo el perjudicado cómo va pagar la multa si le quitaron lo que le daba ingresos, además quienes sufren esta situación son personas de lo más humilde y han invertido 200 o 300 pesos, lo que los orilla a buscar otra forma de obtener algo para comer. Aunque el reglamento lo especifique es de sentido común velar por quien menos tiene y si es el caso dejarlos seguir su camino, que con vender dulces, chicles, chocolates o mazapanes no le hacen mella a los comerciantes establecidos. Actuar así sería por simple compasión social, aunque por otra parte les impediría no ser vistos como impávidos ante el dolor ajeno, que a cualquiera de estos servidores públicos les encanta personificarlo.