Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Luego de cobrar más de 2.7 millones de pesos de salario, los superdelegados del Gobierno federal en Baja California, Baja California Sur, Colima y Tlaxcala se alistan para pelear por Morena las gubernaturas que estarán en juego en 2021.
Como responsables de operar los programas de Bienestar en las entidades, los aspirantes viajan por los municipios, sostienen encuentros con pobladores, ofrecen apoyos, supervisan obras, participan en reuniones de seguridad y dejan registro público de prácticamente todas sus actividades.
Los “superdelegados” que han sido mencionados como posibles aspirantes de Morena son Alejandro Ruiz Uribe, de BC; Víctor Castro Cosío, de BCS; Indira Vizcaíno Silva, de Colima; Lorena Cuéllar, de Tlaxcala, y Pablo Amílcar Sandoval, quien renunció al cargo a principios de octubre.
De acuerdo con el registro de Nómina Transparente, cada uno de estos delegados de la Secretaría de Bienestar han costado al bolsillo de los mexicanos un salario mensual bruto de 126 mil 617 pesos, es decir, más de 2.78 millones de pesos en estos 22 meses de Administración.
Por ejemplo, Ruiz Uribe participa directamente en el programa “Domingos de Colado”. Acude a las colonias y realiza labores de albañilería que son publicadas en sus redes sociales. También ha promocionado su imagen con la entrega de apoyos alimenticios a meseros y taxistas.
En Baja California Sur, Castro Cosío presume sus actividades públicas como supervisar las obras de las sucursales del Banco de Bienestar, reuniones con pescadores y visitas a comunidades lejanas para atestiguar la entrega de apoyos en efectivo a adultos mayores.
En Colima, Vizcaíno Silva informa regularmente sobre los recorridos que realiza con motivo de programas como la Escuela es Nuestra, Sembrando Vida, viveros comunitarios en la entidad. Incluso, posó con pobladores de Tecomán a los que entregó cachitos de la Lotería Nacional para el sorteo con motivo del avión presidencial.
La superdelegada Cuéllar ha aprovechado programas como Sembrando Vida, Producción para el Bienestar, la rehabilitación de escuelas y la supervisión de viviendas para hacerse presente.
En Guerrero, Sandoval ha sido denunciado por promocionarse con programas federales. Incluso, se difundió un video en el que ante un grupo de beneficiarios les dicen que la ayuda llega gracias a Amílcar Sandoval y les pide grabarse su nombre.
El 30 de octubre vence el plazo que fijó el Presidente Andrés Manuel López Obrador para que todo funcionario de su Gobierno que pretenda contender por algún puesto de elección en los comicios del 2021 renuncie al cargo, según dijo en su conferencia del 23 de septiembre.