Luis Ángel Amescua Gutiérrez
Agencia Reforma

GEORGIA, ESTADOS UNIDOS.- Abraham Ancer sacó la casta y aseguró un lugar el fin de semana en el Masters de Augusta.
Luego de que ayer una controvertida sanción de dos golpes lo retrasara en la contienda, el golfista mexicano plantó cara para revertir la situación y ascender al puesto 21 de la clasificación.
Ancer completó una vuelta de 69 golpes (-3) con la cual recuperó terreno al terminar con un con total de 144 tiros (par) de campo que le fue suficiente para evitar el corte, pactado en +3, con lo cual aseguró seguir en la contienda en su segunda participación consecutiva.
La controvertida sanción contra Ancer levantó muchas quejas en redes sociales, muchos usuarios incluso señalaron de mala fe a las autoridades en contra del mexicano.
En tanto, el tapatío Carlos Ortiz dijo adiós en su debut en el Masters toda vez que terminó con 71 golpes (-1) pero no pudo revertir la fatídica primera vuelta y se despidió con 153 impactos (-9).
La actividad en el Augusta National deparó algunas sorpresas como la eliminación del número uno del mundo, campeón defensor y principal favorito al título como lo es Dustin Johnson, quien se desfondó y terminó con acumulado de 149 golpes (+5). En otros candidatos inesperados que se despidieron del torneo aparecieron el norilandés Rory McIlroy, así como el español Sergio García, campeón en el 2017.
En tanto, el liderato del certamen se apretó con Justin Rose en la cima con un total de 137 (-7) superando por apenas un golpe a los estadounidenses Will Zalatoris y Brian Harman.